Conoce al escritor mexicano que le habla a los niños sobre diversidad

Manas!!! Les tengo que contar de Esteban Hinojosa. Él es un talentosísimo campechano, de 26 años, que recibió el Premio de Cuento Infantil Juan de la Cabada, en 2013, por su obra “Margarita Rosa“!!!

Esto fue muy especial porque, resulta, que es el primer libro infantil con temas de homosexualidad que recibe este reconocimiento. Obviamente, me interesó mucho el gran trabajo de Esteban,  así que les comparto la entrevista que le hice para todas ustedas!!!

 

Señora Escándala: ¿Cómo surge la idea de realizar un libro infantil que toca el tema de la homosexualidad?

Esteban:  Yo sabía que quería hacer una novela para niños y adolescentes. Entonces, me puse a explorar en mí una voz sincera que pudiera darle a mi narrador. Esa voz me llevó a descubrir que aquello que yo tenía para decir estaba relacionado, entre otras cosas, con la homosexualidad. Simplemente, me atreví a no ocultar esa dimensión de la historia que decidí contar. Me atreví a describir a mi protagonista como él me decía que era.

Señora Escándala: ¿Ante qué problemas te enfrentaste para poder materializar este proyecto?

Esteban: La primera novela para niños que escribí ganó el Premio Juan de la Cabada, que da el INBA. Esta novela tardó tres años en publicarse luego de recibir el premio, en parte porque la editorial que se interesó en ella decidió que sus criterios de publicación dificultaban difundir una obra “así”.

Afortunadamente, conocí a Miriam Martínez, una talentosísima y reconocida editora de libros para niños que encontró un espacio en la editorial PROCESO para publicar el libro que terminó por llamarse “Tres caídas y un salto al mar“.

La primera versión de mi segunda novela para niños, que se llama “De día gaviotas, de noche flores blancas”, quedó finalista en un premio importante. Ellos no me avisaron, ni se acercaron para ofrecerme publicarla. Yo me enteré de que había sido finalista por Conaculta, que ofrecía becas para los finalistas de esos premios. Obviamente, no pregunté por qué la editorial no se puso en contacto conmigo, puesto que esa historia es aún más arriesgada que la anterior y, en ella, el travestismo juega un papel central. Por suerte, y luego de hacerle algunas mejoras, una editorial española, Punto de Vista, se interesó en publicar la novela.

Señora Escándala: Cuéntanos del reconocimiento Juan de la Cabada, ¿lo esperabas?, ¿cómo recibiste la noticia?, ¿qué sentiste el día del evento?

Esteban: Sí me lo esperaba. Tenía mucha confianza en la historia que había escrito y en la intensidad de los personajes que creé. La noticia la recibí con alegría, por supuesto, pero también con un poco de miedo. Ese premio marcó el principio del fin de mi tiempo de escritor principiante. A partir de entonces tendría que sostener la calidad que se le supone a la literatura de un autor premiado.

Señora Escándala: ¿Cuál es tu compromiso como escritor con la sociedad y con la comunidad?

Esteban: Estoy comprometido con la difusión del valor de la diversidad. Y no me refiero específicamente a la defensa del gremio homosexual, para nada. La diversidad es una cualidad inevitable en el cosmos. Los seres humanos, en nuestro afán por racionalizarlo todo, hemos visto a la diversidad como enemiga de la civilización porque complejiza cualquier proceso, sin darnos cuenta de que al rechazarla estamos rechazando nuestra razón de ser. Y no digo que nuestro propósito en la vida sea ser diversos, sino que sin la diversidad circundante nuestra vida simplemente no sería posible. Creo que en el momento en el que el ser humano se enamore de la diversidad (que es mucho más que tolerar) gran parte de las injusticias que provocan sufrimiento en este planeta se terminarán. No digo los conflictos, ni las problemáticas, que esas son eternas mientras el pensamiento se mantenga activo; yo hablo de los sufrimientos (el hambre, los genocidios, las guerras, la discriminación), y eso es decir bastante.

Señora Escándala: ¿Estamos listos para hablar de diversidad en las escuelas?

Esteban: Sí. Si una historia que requiere abordar el tema de la diversidad sexual es la historia de un niño que existe y que quiere contar lo que le pasa, entonces esa historia tiene el derecho de ser puesta al alcance de los demás niños. Yo me niego a responder la pregunta de si estamos listos en función de si estos textos ya no generan polémica o son bien recibidos. Yo prefiero contestarla en función de su urgencia. Y sí, estos textos urgen. Estamos listos.

Señora Escándala: ¿Cuál crees que es el mayor obstáculo en la sociedad para aceptar la diversidad?

Esteban: El miedo. Lo que es distinto nos asusta porque nos recuerda que el mundo es mucho más complejo que lo que nos gusta aceptar. Y el miedo actúa de maneras retorcidas, por ejemplo: el miedo a que un ser querido termine siendo discriminado conduce a muchas personas a hacer todo lo posible para que las personas a su alrededor no desarrollen una personalidad susceptible de ser discriminada. Así se genera una discriminación “preventiva”, como  la de esos padres que hacen comentarios homófobos frente a sus hijos adolescentes a todas vistas, atribulados por su identidad sexual para impedir que se atrevan a mostrarse tal cual son.

Señora Escándala: ¿Cómo deberían vivir los niños y jóvenes los temas de homosexualidad y diversidad?

Esteban: Con naturalidad. Traer los temas de la homosexualidad o diversidad sexual a la literatura para niños no es un acto de activismo. No se trata de hacer de los niños defensores de los derechos de las minorías, sino de hacerlos seres conscientes de la diversidad irreductible del mundo que habitan. La literatura, el arte en general, pensado para ellos, debe hacerlos valorar la maravilla de la diversidad. Si se logra, si esa literatura o ese arte llega a todos los niños, esos niños cuando sean adultos no necesitarán rasgarse las vestiduras defendiendo los derechos de las minorías. No estoy diciendo que el activismo no tenga importancia en el presente. La tiene y mucha. Solo que no creo que su lugar sea la literatura para niños. Sí, por supuesto, tiene lugar en las presentaciones de libros a las que acuden los papás. Ahí sí que hay que hacer activismo para convencerlos de la importancia de ofrecer esos libros a sus hijos.

El próximo mes de julio, Esteban presentará su nueva publicación llamada “De día gaviotas, de noche flores blancas” y, por supuesta, que estaré presente para contarles todo acerca de esta nueva obra.

 

Facebook Comments