Corte Suprema de Apelaciones en Virginia asegura que agresiones contra homosexuales no son crímenes de odio

Esta semana, la Corte Suprema de Apelaciones de Virginia Occidental dictaminó que la ley de crímenes de odio en el estado no se aplica a los ataques contra los homosexuales ni a ningún delito basado en la orientación sexual.

Esta decisión se redujo a una votación de 3 a 2 que ahora afectará en gran medida a las personas LGBT que viven en el estado. Esas personas no tendrán protección contra la violencia o la discriminación de personas que ya no temerán las consecuencias de sus actos.

La decisión se tomó durante el final del caso West Virginia Butler. El caso comenzó en 2015 después de que el futbolista universitario, Steward Butler, supuestamente gritara lenguaje homofóbico y atacara a dos hombres por besarse en público.

Después de que la agresión fue calificada como un crimen de odio, el equipo de defensa de Butler argumentó que las leyes estatales sobre este tipo de violencia solo cubren la agresión “por motivos de sexo” y no por su orientación sexual.

Facebook Comments