Dos nuevas páginas del diario de Ana Frank hablarían sobre la homosexualidad de un familiar

La casa de Ana Frank en Amsterdam, ha anunciado al mundo que encontraron dos páginas nuevas del diario de la joven cuya historia, ha conmovido al mundo desde su publicación en 1947.

Aparentemente, estas páginas estaban en su poder desde hace un tiempo, pero estaban cubiertas con “papel marrón engomado”. Al principio, no quisieron intentar quitar esta capa superior y terminaron destruyendo las páginas, pero recientemente decidieron hacer un intento. Para ver lo que Ana Frank había escrito, los investigadores “fotografiaron las páginas, retroiluminadas por un flash, y luego usaron software de procesamiento de imágenes para descifrar las palabras, que eran difíciles de leer porque estaban mezcladas con la escritura en el dorso de las páginas, según lo declarado por el museo.

Lo que descubrieron fue que las páginas incluían muchas conversaciones sobre sexualidad. Esto incluye algunas bromas sexuales, los pensamientos de Frank sobre la sexualidad y un pasaje que implicaría que su tío era homosexual.

“Un hombre tenía una esposa muy fea y él no quería tener relaciones con ella. Una tarde llegó a su casa y luego vio a su amigo en la cama con su esposa, y el hombre dijo: ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡y yo tengo que hacerlo !!!!!”, es una de las bromas que se descubrieron en el nuevo documento. Otro chiste que había escrito era: “¿Sabes por qué las chicas alemanas de la Wehrmacht están en Holanda? Están como colchones para los soldados”.

El fragmento que podría haber revelado la homosexualidad del tío de Ana, dice: “Todos los hombres, si son normales, van con mujeres, mujeres así los abordan en la calle y luego van juntos. En París tienen grandes casas para eso. Papa ha estado allí. El tío Walter no es normal. Todos dicen eso”.

Después del final de la guerra, el padre de Ana Frank, que había sobrevivido a los campos de concentración, intentó publicar el diario de su hija. Desafortunadamente, decidió editar un montón de contenido como hablar de sexualidad y los pensamientos no filtrados de Ana sobre su madre.

En 1991 se publicó una edición definitiva con las páginas sin editar para mostrar la personalidad y perspectivas completas de Ana Frank en los últimos años de su vida.

Facebook Comments