Estos son los resbalones de los candidatos presidenciales

Manas, como saben, nuestro país vivirá un proceso electoral el próximo mes de julio para elegir a un nuevo presidente, y como se realizará el primer debate entre los contendientes, he decidido recordárselas, o sea las caídas de los aspirantes presidenciales porque como colectivo LGBT es muy importante estar atentos a cualquier asunto que pudiera afectar los años de lucha que hemos trabajado desde nuestras distintas trincheras, todo con el fin de lograr equidad y respeto a nuestros derechos.

Margarita Zavala: Desde que dijo que ella sólo cree en la familia convencional, es decir, hombre – mujer, se ha ganado el descontento con el colectivo LGBT. Ella ha afirmado en innumerables ocasiones que su ideología es tradicional, por lo que no está de acuerdo con los “nuevos” modelos de familia. Igualmente, ha manifestado su descontento, aunque ha evitado tratar el tema, sobre la adopción para parejas del mismo sexo. Recordemos que en alguna ocasión se negó a retratarse junto a una familia conformada por dos mujeres. 

Andrés Manuel López Obrador: Ha sido cuestionado una gran cantidad de veces sobre su postura respecto a la comunidad LGBT y lo que sus derechos significan, sin embargo, pareciera que no es un tema que sea prioritario en sus propuestas políticas. Para comenzar, el colectivo LGBT ha cuestionado la “pluralidad” que presume AMLO puesto que trascendió hace un tiempo la coalición que firmó con el Partido Encuentro Social (PES), mismo que apoya el Frente Nacional por la Familia, ese que se opone a que las parejas del mismo sexo puedan casarse y adoptar, casi casi existirs, ya saben cómo son de liosas. Luego de este resbalón, durante un debate con periodistas de Milenio, el candidato aseguró que los temas como el aborto y todo lo que involucre lo LGBT, serán sometidos a votación si él llegara a Los Pinos, pues dice que no podría decidir sin el consentimiento de quienes lo han apoyado hasta ahora. Luego de esta polémica declaración, el guapish Diego Luna cuestionó la decisión del candidato que presume ser de izquierda. 

Ricardo Anaya: Para comenzar, representa a uno de los partidos más conservadores en la contienda, por lo cual, ha evitado a toda costa hablar sobre sus propuestas para la comunidad LGBT. En una ocasión, Anaya fue confrontado por la organización civil mexiquense Fuera del clóset, en donde lo invitaron a hablar claramente sobre las propuestas del Frente Ciudadano por México, en donde sólo se limitó a responder: “Lo haremos con mucho gusto. Dame la mano”. En ese mismo evento, un activista gritó: “De verdad, nos están matando. El Estado de México es el segundo estado a nivel nacional donde hay más crímenes de odio”, a lo que se limitó a responder: “Te entiendo perfecto, amigo”. Y así, hasta el día de hoy, la comunidad LGBT desconoce la postura del candidato a la presidencia respecto a la comunidad arcoíris.

Jaime Rodríguez “El Bronco”: El candidato independiente vaya que ha dejado salir a su macho regio en varias ocasiones. No podemos olvidar el día que aseguró que los desastres naturales que han aquejado a México, son consecuencia de “la sociedad liberal” que existe. Y eso que aseguró que no es muy religioso pero si creyente de Dios. Meses antes de esta metida de pata, “El Bronco” dijo que él cree en el principio de la familia, o sea en el matrimonio de hombre y mujer, “no en las otras zonceras”. Respecto a las familias homoparentales, Rodríguez declaró que los hombres y mujeres homosexuales de Monterrey, deberían irse a casar a Saltillo, donde el matrimonio igualitario es legal, además, dijo que la adopción de niños para esas parejas, era algo anti natural. 

José Antonio Meade: Durante un evento, fue cuestionado por un activista LGBT militante del PRI en Monterrey, acerca de su postura respecto a la comunidad arcoíris, a lo que el candidato respondió basándose en el artículo 1º de la constitución mexicana diciendo que el respeto no quedaría fuera, sin embargo, al pedirle que posara para una foto junto a una bandera de colores, Meade dijo que no era para tanto.  Algo que indiscutiblemente reprochó la comunidad LGBT, fue la reunión que el candidato presidencial sostuvo con el Frente Nacional por la Familia, aunque nunca hubo un posicionamiento oficial por parte de Meade, la reunión alarmó a los miembros LGBT por tratarse de un colectivo que defiende la centralidad de la familia como eje rector de la política pública.

Es de vital importancia que como sociedad y población LGBTTTI nos involucremos en este proceso electoral ya que no podemos retroceder en cuestión de derechos humanos por los que tantos años se ha luchado, se ha avanzado y no se pueden perder. En Escándala tenemos un alto compromiso de responsabilidad por mostrarles todas las caras de quienes buscan llegar a la presidencia del país.

Facebook Comments