Hijos de parejas homosexuales son igual de felices que los de parejas heterosexuales

Un nuevo estudio, de esos que tanto nos encantan, han puesto sobre la mesa, y al ojo pública, que los niños que son criados o que son hijos de parejas homosexuales, son igual de felices que los niños que crecen en una “familia tradicional”.

Los hallazgos, publicados en el New England Journal of Medicine, muestran que los hijos de parejas de lesbianas concebidos a través de la donación de esperma, no tenían más probabilidades de tener problemas físicos o emocionales que los hijos de parejas heterosexuales. Los investigadores compararon un grupo de veinticinco años de edad que habían sido criados por parejas del mismo sexo con una muestra típica de estadounidenses de veinticinco años de edad, divididos por sexo, clase, género y origen étnico.

La autora principal del estudio, Nanette Gartrell, reclutó a futuros padres en 1987 para lidiar con la falta de investigación sobre el tema, que era necesaria para que los jueces decidieran sobre casos de adopción infantil, informa LA Times. Muchos de los participantes del estudio inicialmente se mostraron reacios a participar en el mismo, agregó Gartrell, porque “les preocupaba que se llevaran a sus hijos”.

Sin embargo, debido a normas sociales más relajadas, el estudio ahora podría comenzar a responder preguntas sobre los descendientes de parejas del mismo sexo que antes tenían que ser asumidas, dijo la autora del estudio.

Facebook Comments