“Los días más oscuros de nosotras” llega con dos únicas fechas en la Ciudad de México

Manas, fíjense que este fin de semana, yo, empoderada desde mis aposentos, realicé una llamada con mi comadre Sophie Alexander, quien actualmente se encuentra en Francia, porque quería que me contara del proyecto que protagoniza llamado “Los días más oscuros de nosotras”, un largometraje que nos muestra la relación de dos mujeres fuertes, unidas emocionalmente sin necesidad de decir que hay algo entre ellas, ustedes entienden, ¿verdad, comadres?

Bueno, antes de chismearles todo lo que me contó mi comadre Sophie, las voy a poner en contexto: resulta que Sophie da vida a Ana, una mujer arquitecta que por circunstancias de la vida vuelve a Tijuana, su ciudad natal, ahí se muda frente a la casa de su infancia y comienza a espiar a su nueva inquilina, Silvia.

La verdad es que la historia suena muy interesante y aquí un poco de lo que platicamas.

Escándala: Mi ciela, cuéntame de este proyecto que me tiene con el de Jesús en la boca.

Sophie: Se presentó en los Cabos, porque parte del trabajo de pre producción fue apoyado por el festival de los Cabos. Le fue muy bien, nos dieron mención especial por parte del jurado. Este largometraje ha llegado al Festival de Guadalajara y Puerto Vallarta. También la hemos empezado a sacar de México y tiene invitaciones inesperadas. El 17 de mayo se presentó en el Teatro de la Ciudad, y aunque la película nunca fue presentada como un proyecto de género, evidentemente sí hay una relación de acompañamiento y apego entre dos mujeres que son los personajes principales de la película.

Escándala: Mana, ¿y cómo te llega esta invitación para ser parte del proyecto?

Sophie: Es muy curiosa la travesía de esta película porque a mi me invitaron en realidad a hacer otro personaje. Se acercó la directora de la película, Astrid Rondero, porque vio otra película que yo hice, que se llama “Asteroide”, y viendo ese trabajo y me dijo que quería que hiciera uno de los personajes de la película, o sea, en un inicio yo empecé a trabajar otro personaje y de pronto, la actriz que iba a hacer el papel protagónico, ya no pudo estar en la película y recibí una llamada de la directora diciéndome que había cambios, que le había dado muchas vueltas y que quería que hiciera el papel de la arquitecta.

Escándala: Oye, y eso del cambió de personaje, ¿qué reto mayor representó para ti?

Sophie: Resistir el rodaje con la exigencia diaria de alcanzar llegar al tono donde existe Ana. Nos fuimos a grabar el 90 % de la película a Tijuana, entonces vivimos un mes entero en un hotel, y Tijuana es un lugar que te envuelve de una manera particular y me ayudó mucho a meterme en el personaje. Es una ciudad fuerte, que te impone, controvertida pero llena de sorpresas. Tijuana tiene la crudeza de la vida expuesta. Interpretar este nivel de tensión todos los días fue agotador.

Escándala: Y ¿qué significó este proyecto tanto personal como profesionalmente, mana?

Sophie: Yo creo que estoy a punto de que me pase lo mismo. Precisamente, siento que estoy caminando sin querer hacia un lado de mi vida que no había experimentado y que quería hace mucho tiempo conocer y que tenía al monstruo dentro de mi dormido, y el monstruo se despertó. Camino hacia otra configuración de vida que anhelaba pero que le tengo mucho miedo entrarle, en esas estoy. Creo que eso le pasó a Ana, aunque yo hice esa película hace dos años. Siento que estoy en este lugar.

Escándala: Mi ciela, ¿y cuál es el mensaje de la peli?

Sophie: Aborda varios puntos, varios temas, creo que uno tiene que ver con que el pasado siempre te alzanza, por más que quieras guardar en un cajón algo muy personal, que no ha sido resuelto, en algún momento se saldrá del cajón y tendrás que enfrentarlo. Tarde o temprano se presentará en tu vida para ayudarte a aprender algo.

Escándala: Y finalmente mana, porque se me acaba la recarga, ¿cuál fue tu mejor experiencia durante la fimlación’

Sophie: Haber vivido en Tijuana. Yo volvería a vivir una experiencia allá. Me enamoré de lo controversial de ese lugar, de lo sorpresivo que es.

Hijas, si ustedes tienen ganas de ver este largometraje, les comparto que este 28 de mayo será proyectado en la Cineteca Nacional, pero si no les da tiempo, ustedas pueden irs a la segunda fecha el próximo 6 de junio en un complejo de cines ahí en la Diana Cazadora.

Facebook Comments