Inicio ¡Wow! Al menos 10 adolescentes trans han buscado cambiar su identidad en Baja...

Al menos 10 adolescentes trans han buscado cambiar su identidad en Baja California

88
En los últimos 6 meses, al menos 10 adolescentes trans han buscando reajustar sus actas de nacimiento, declaró la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Baja California.

¡Poder trans! En los últimos seis meses, al menos diez adolescentes trans que cursan la secundaria han buscado cambiar su género en sus actas de nacimiento, de acuerdo con lo señalado por Minerva Nájera Nájera, Secretaria de Perspectiva de Género de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Baja California.

Minerva Nájera Nájera comentó que la CEDH ha monitoreado casos desde el inicio de la pandemia en alumnos de últimos grados de primaria, y primer y segundo año de secundaria donde es más constante la demanda de la transición.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por CEDHBC (@cedhbc_)

De acuerdo a la Ley de Identidad de Género, actualmente solo las personas mayores de 18 años pueden realizar el cambio de género en el acta de nacimiento, por lo que la Comisión Estatal de Derechos Humanos interpuso una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación. ¡Eale!

“La juventud que presenta una identidad no heterosexual no solamente se les niega el acceso a la educación, sino que son repudiados aparte en el seno familiar y en las comunidades, por la falta de información”, declaró nájera.

Además, Nájera Nájera mencionó que las instituciones educativas no han logrado ser flexibles ante los cambios emocionales y de identidad que les jóvenes presentan después del periodo de contingencia sanitaria.

“Sigo asombrada de las escuelas que regresan a abrir las puertas con las mismas reglas, frente a niñas, niños, niñes y jóvenes que perdieron familia y convirtieron su casa en centro laboral, de diversión y educativo”, puntualizó.

La Secretaria de Perspectiva de Género añadió que la disciplina que se imparte en las instituciones educativas no concuerda con los tiempos actuales, puesto que no se incluye a las personas jóvenes cuya identidad sexual diside del resto.

“Me parece que las escuelas no están para imponerles una disciplina heterosexual a los estudiantes, pero sobre todo se necesita flexibilizar y cumplir con el artículo tercero constitucional, de tener un proceso educativo lúdico”, aseguró.

Además comentó que quienes atraviesan por un proceso de cambio de identidad logran obtener más educación sexual que el resto promedio de la población en el Estado, con la finalidad de defender su orientación.

Esto ocurre entre primaria y universidad, donde ya los muchachos exigen que se les respete por quienes son, incluso afrontan problemas como que no les venden el uniforme que ellos quieren y tienen que luchar para vestir como quieren”, dijo.

Minerva señaló que la ciudadanía debe estar preparada para los cambios sociales que afronta la entidad, puesto que hay un analfabetismo en educación sexual notorio en la población y en las instituciones.

Con información de El Imparcial