Inicio ¡Sexcándala! De cuando sobreVIHví al SIDA

De cuando sobreVIHví al SIDA

226
Todavía sigo en el proceso de recuperación, pero no físico… sino el emocional de saber que sobreviví a como Madonna lo llamó “la gran tragedia del siglo XXI”

Querido lector no fue fácil desde la última vez que se presentó La Incesante Sentencia Positiva De VIHvir  en donde te exponía como fue enfrentar el diagnóstico positivo del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) hace un par de meses, sin embargo, mencionaba en aquel artículo lo difícil que la pasaba por detectarse en la fase del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).

Aunque en un principio pensaba tranquilamente ante una aparente falsa idea de que muy poca gente moría por enfermedades definitorias de SIDA, esta ideología comenzó a tornarse cierta cuando de pesar 60 kg baje hasta 48kg y cuando la gente se comenzó a alejar de mi por “representar un peligro”.

Las manchas en mi pecho que antes se veían como si fueran unos granos, se convirtieron en cicatrices que ahora me demuestran que sobreviví a un virus que cobró la vida de millones de personas desde que se descubrió en los 80’s.

Los pómulos de mi cara comenzaban a contraerse como si el espíritu de mi cuerpo se desprendiera de mi ser poco a poco para de alguna manera reencarnar a David Kirby, aquel activista mártir que sirvió de referente en los medios de comunicación para que con una fotografía suya, se demostrara la cara del SIDA.

Pero entonces llegó esa pastilla que las personas quienes no viven con VIH lo conocen simplemente como “antirretroviral”, pero para nosotros es un “día más de vida”, de poder reír, gritar y hasta llorar en este mundo en el que debemos aprender a desenvolvernos frente a una sociedad llena de estigmas sociales.

Si bien un diagnóstico para saber si vives con VIH no es una sentencia de muerte, es importante hacerse la prueba para quienes tenemos una vida sexual activa y poder controlar el virus en nuestra sistema inmune en un tiempo que no sea tan difícil de enfrentar como lo podría ser en la fase del SIDA.

De todo corazón, espero que ningún niño, adolescente, joven, adulto y persona de la tercera edad tenga que atravesar por un virus que si bien nos vuelve más fuertes, el proceso para volvernos inmunes es muy doloroso emocionalmente.

Espero y sigas al pendiente de lo que comparta sobre lo que es vivir con VIH, desde el testimonio de un joven que quiere conectar contigo hermane si vives como yo o si solo quieres empatizar con nosotres.