Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Hijas e hijos, esta vez me encontraba muy fresco esperando a tomar un rico capuccino con una rica concha, y en ese momento mi adorada hija Diane Rodríguez me mandó un hermoso mensaje, para saber a qué hora y que día tomaríamos un café, eso quiere decir una plática exclusiva para mi tía Escandala.

Aquí les dejo parte de la charla exquisita y que me dejó frío como panocha de pingüino.

Diego Loyola- Mi adorada Diane, un placer tenerte en este café para mi tía Escándala, me es grato conocerte, pero mis adorados Escandaliebers apenas tendrán ese gusto. Por lo cual te pregunto, ¿quién es Diane Rodríguez?

Diane Rodríguez- Mi querido Diego un placer. Realmente es difícil describirme, pero soy una mujer trans de Ecuador que se ha enfrentado con el mundo por el hecho de ser trans, luchadora, me dedico al activismo y parte de mi vida se ha constituido en lo social, político y actualmente me estoy vinculando en la Academia. Tratado de demostrar diferentes caminos de inclusión en Ecuador, estoy vinculada a la cámara LGBTIQ, eh sido elegida representante nacional de Latinoamérica de INTERPRIDE.

Diego Loyola- Perfecto, ¿Y cómo ha sido tu transición como mujer trans? Considerando que Ecuador es un país machista y conservador como México y que al final cada transición es muy diferente en cada país.

Diane Rodríguez- Fue difícil, hubo un tiempo en el que mi familia me metió a terapias de “DES HOMOSEXUALIZARME”, en centros de conversión que acá en Ecuador son llevados por evangélicos. Llegué a dedicarme al trabajo sexual por obligación y no por gusto, huí de mi casa un tiempo. Y desgraciadamente acá las oportunidades de trabajo son muy pocas para mujeres trans, es trabajo sexual o trabajos artesanales. Me corrieron a los 16 años de mi casa por el marido de mi madre, que fue lo que me llevó a trabajar en el trabajo sexual, gracias a que mi madre me encontró, pude regresar a mi casa. Ya que en ese tiempo los celulares aún no existían y redes sociales empezaba a salir el HI5. Y posterior tuve la oportunidad de incorporarme a grupos de activistas a los 18 años.

Diego Loyola- ¿Entonces, a los 18 años lograste comenzar tu transición realmente no?

Diane Rodríguez- Lo que sucedía en esa época era que a la poca información que existía y lo poco que era en internet comenzabas a transicionar, se dio la fiebre de los “biopolímeros” en el cual era la forma de modificar el cuerpo y te inyectabas ello en el cuerpo y hoy en día muchas de nosotras sufrimos las complicaciones de eso. Como al igual el hormonizarse sin acompañamiento médico.

Diego Loyola- ¿En ecuador ya hoy en día tienen la posibilidad más fácil de hormnización?

Diane Rodríguez- No, aún no existe en Ecuador. Lo que ocurre acá es que por voluntad el medico te puede dar hormonas, pero realmente acá hay manuales para la población LGBT, pero existe un centro que da hormonas, las cuales son para las mujeres cisgénero que tienen problemas hormonales, pero eso es por voluntad del médico, acá existe una ley en la cual lo prohíbe esto es que legalmente no se puede la hormonización para personas trans. En el año 2013 la Asociación Silueta de la cual formo parte, abrió el primer centro médico con especialidad transexual en Guayaquil, donde no recetaban las hormonas, pero sí vigilaban el proceso hormonal. Aquí en Ecuador tenemos solo 25, y es por mucho ello en todo Ecuador. Lo cual la hormonización está prohibida y no es legal ante centros médicos y demás en Ecuador. Y al igual quien tienes más posibilidades puedes hacer su transición y quienes no, lamentablemente no lo hacen.

Diego Loyola- ¿Cómo está la cuestión del cambio de identidad de género por allá, ya está aprobada?

Diane Rodríguez-Si se puede, nosotros planteamos una ley en el 2012 como grupo de la diversidad, la mayoría de personas trans fuimos apoyados por una compañera que es abogada feminista, lésbica. El planteamiento principal era un género universal, quiere decir que las personas en su cédula de identidad no dijera sexo sino género, porque al final el sexo es una categoría e incluso de la intimidad. Nuestra ley supera a la ley española, Argentina del sexo y género porque en Argentina al hacer el cambio te consideran ya como una mujer cisgénero, se pierde todo rastro de sus raíces de ser una persona trans. En el 2016 se aprueba y sale sexo diciendo varón o mujer, género femenino o masculino y fin.

Diego Loyola- Por último cuéntanos, ¿cómo es tu experiencia como madre trans, uno de los embarazos más sonados en su momento en Ecuador y Centroamérica? Al igual, el matrimonio para la comunidad LGBT PORQUE fuiste de los primeros casamientos.

Diane Rodríguez- Soy una madre trans que me separe del el padre de mi hijo por diferencias, pero dejando eso personal. Cuando se mostró en Ecuador mi relación con un hombre trans, la reacción de la comunidad fue horrible. En el 2017 en una marcha de orgullo salió una mujer trans activista con un letrero que decía “Soy trans y no embarazo a los hombres”. Y falta demasiada información sobre las diferencias entre identidad de género y sexualidad. Mi embarazo con mi ex pareja fue el más conocido en Ecuador, el padre de mi hijo es venezolano y en la actualidad estoy luchando por el derecho de ver a mi hijo, quien tiene ya 4 años de edad. En el 2014 me case con Nicolás hombre trans y fue cuando se hizo la ley civil igualitaria en Ecuador.