Imagen: Facebook de Elżbieta Podleśna
Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

En Polonia, la Fiscalía General ha procesado a tres defensoras de derechos humanos —Elżbieta, Anna y Joanna— por “ofender creencias religiosas”. Por lo que, organizaciones de derechos humanos piden a las autoridades polacas que retiren los cargos, los cuales acarrean hasta dos años de prisión.

Amnistía Internacional se ha sumado a la petición de dichas organizaciones para que se quiten los cargos en contra de estas tres mujeres por publicar carteles donde aparecía la Virgen María con un halo de colores de la bandera arcoíris del movimiento LGBT+, anticipándose al comienzo de su juicio este miércoles.

Alrededor del mundo, más de 140,000 personas se han unido a una campaña internacional en esta petición a la Fiscalía General polaca.

“Dada la falta absoluta de pruebas de delito, está claro que se juzga a estas tres mujeres por su activismo pacífico”, explicó Catrinel Motoc, directora de campañas de Amnistía Internacional sobre Europa.

En una declaración conjunta, Amnistía Internacional, Human Rights Watch, ILGA-Europa, Freemuse, Front Line Defenders y Campaña contra la Homofobia piden a la Fiscalía General que retire los cargos y garantice que estas mujeres pueden llevar a cabo su labor de defensa de los derechos humanos sin sufrir acoso ni represalias a manos de las autoridades.

“Crear, tener o distribuir carteles como los que retratan a la Virgen María con los colores del arcoíris está protegido por el derecho a la libertad de expresión y no debería ser delito. Deben retirarse los cargos contra Elżbieta, Anna y Joanna, y las autoridades polacas deben reformar la legislación sobre el derecho a la libertad de expresión para ponerla en consonancia con las normas internacionales de derechos humanos”, declaró Motoc.