Inicio ¡Sexcándala! Esto es lo que tienes que saber sobre el orgasmo femenino

Esto es lo que tienes que saber sobre el orgasmo femenino

237
Foto de Laker en Pexels

El orgasmo femenino es muy controversial, pero no tanto por la parte del “orgasmo”, sino por lo femenino. Pero antes de entrar de lleno al tema, hablemos un poco del orgasmo.

El orgasmo es una de las fases de la respuesta sexual humana. Los científicos Master y Johnson estudiaron los cambios físicos que ocurren cuando una persona es estimulada eróticamente, y propusieron cuatro fases: la excitación, la meseta, el orgasmo y la resolución.

Durante la excitación suceden algunos cambios en el cuerpo, como respuesta a estímulos sensoriales, en algunos cuerpos hay erección, en algunos otros, lubricación, en fin, el cuerpo nos empieza a decir que “esto se está sintiendo muy rico”.

La meseta es el grado máximo de excitación, en donde estos cambios son más evidentes. Esta fase termina cuando inicia el famosísimo orgasmo. Durante el orgasmo, en general, las pulsaciones y la respiración incrementan en frecuencia e intensidad, se puede producir una gran tensión muscular y contracciones en la zona ano-genital.

Esto en algunos casos y cuerpos incluyen a la eyaculación, pero ojo, esto no siempre sucede en combo, y no siempre se da de la misma manera. Cada cuerpo responde y reacciona de diferente forma. No se crean todo lo que ven en el porno, ¿ok? Porfa.

No olvidemos que, al margen de la respuesta física; esto de las contracciones musculares, la respiración agitada, el calambre, la muerte chiquita y demás; se produce una respuesta emocional muy variada, que además de una sensación profundamente intensa de placer, puede provocar gemidos, gritos, llanto o hasta risas.

Aunque también es totalmente natural tener una respuesta mucho más contenida. Tampoco se trata de hacer un performance, sino de permitir al cuerpo expresar su clímax de placer.

Sin embargo, el tema con el orgasmo femenino es que, precisamente se ha puesto más al servicio del placer y la mirada masculina, como justo vemos en el porno hetero tradicional, lleno de gritos y gemidos extremos; pero si nos detenemos a preguntarles a las mujeres, particularmente a las mujeres cisgénero (es decir, con vulva), y más las que tienen sexo con hombres, veremos que muchas de ellas, ni siquiera lo han experimentado en su vida.

Y desafortunadamente en esta cultura se aprende más fácilmente a fingir un orgasmo, que a realmente tenerlo. Y todo esto a causa del estigma que sufre la sexualidad femenina. Aquí parece que, por apropiarte de ti, de tu cuerpo y de tu derecho a sentir y disfrutar, pierdes valor.  Lo que nos lleva a vivir nuestro erotismo con vergüenza, culpa, muchas veces a escondidas, o muchas veces de plano, a no querer vivirlo del todo, reprimiendo y juzgando en nosotras mismas esta parte tan bonita, natural y disfrutable de nuestro ser: Nuestro placer.

Por eso es tan importante hablar del orgasmo femenino, y de lo increíblemente saludable que es que lo exploren, lo descubran y lo vivan una y otra vez.  Mujeres, recuerden que su orgasmo es suyo, es totalmente personal, y no tiene que lucir como en las películas.

Recuerden que en el sexo hay que disfrutar, pero también hay que cuidarnos porque todes estamos expuestes al VIH y otras infecciones de transmisión sexual. Busca la forma de prevención que más te convenga.

Pero, sobre todo, recuerden que es su derecho. Recuerden: Todas las personas, con sus cuerpos, identidades y orientaciones, tenemos el derecho al placer.

¿Ya viste la cápsula de #OrgasmoFemenino de Sexcándala? Si no es así, aquí puedes verla: