mamá estudiando con su hijo
Foto de Andrea Piacquadio en Pexels
Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Un estudio publicado la American Sociological Review en Holanda demostró que los hijos de parejas del mismo sexo tienen un mejor rendimiento escolar, en comparación con los demás infantes.

Esta investigación desmiente que los niños necesitan una figura paterna y una materna para su desarrollo, y que por tanto crecer en una familia homoparental no representa ningún riesgo para los resultados escolares y el futuro del menor.

En el estudio se dio seguimiento a un millón de niños en Holanda, primer país en legalizar el matrimonio igualitario, de los cuales casi 3,000 son hijos de parejas homosexuales (2,786 parejas lesbianas y 185 parejas gais).

Los resultados muestran que los niños criados por parejas del mismo sexo desde su nacimiento tienen un mejor rendimiento, tanto en la educación primaria como en la secundaria.

Uno de los factores es que la mayoría de las parejas LGBT+ tienen que recurrir a la reproducción asistida o a la adopción para tener hijos, y ambos procedimientos suelen ser largos y costosos. Por lo que regularmente, los padres del mismo sexo tienen niveles de ingresos y educación más altos que la media.

Por otro lado, las parejas del mismo sexo suelen estar muy motivadas a la hora de convertirse en padres y, por lo tanto, pueden adoptar medidas adicionales, como una mejor planificación familiar y un mayor compromiso con su familia.

Este no es el único estudio que ha demostrado que los hijos de parejas homosexuales no tienen ninguna desventaja, y que tanto su desarrollo y maduración como sus resultados académicos no se ven afectados por la composición de su familia. Anteriormente, investigadores de las universidades de Oxford (Reino Unido) y Leuven (Bélgica) habían expuesto que la vida de estos niños es mejor.

Si quieren conocer el estudio completo, pueden consultarlo aquí.