Zelda Barnz y sus dos padres, Ben y Daniel Barnz Foto HBO
Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Manaaaaas, después del éxito de Euphoria, HBO nos trae ‘Generation’ la serie juvenil más revolucionaria y educativa en materia sexual de los últimos años y detrás de este nuevo show se encuentra una excepcional familia ‘queer’, una chica bisexual y sus dos padres gays.

Los padres de Zelda, Ben y Daniel Barnz, ya eran dos veteranos de la industria, con títulos como Cake y Beastly, cuando animaron a su hija a llevar la historia de su generación a la televisión.

Generation comenzó a producirse hace dos años, después de que Zelda confesara su bisexualidad a sus padres. Su otro hijo, Dashiell, también adoptado, ya había salido antes del armario.

Cada miembro de la familia Barnz (su apellido es una mezcla de los apellidos originales de Daniel y Ben, Bernstein y Schwartz) se define como queer. Al igual que los protagonistas de su serie, rechazan las etiquetas.

“En casa hay mucha energía masculina”, contó Zelda a la revista New Yorker. La joven guionista explicó que la idea de Generation le rondaba desde los 15 años, pero fue con 17, cuando asistió a un campamento de verano en Reino Unido y convivió por primera vez con más mujeres, cuando salió del armario y empezó a dar forma al proyecto.

Durante su estancia en Reino Unido, Zelda conoció a Lena Dunham (Girls), que ya era amiga de sus padres, y a la que después convencieron para que se sumara al proyecto como productora, dándole el toque humorístico que también tiene la serie.

Uno de cada seis jóvenes de la Generación Z se identifica como LGBT, un hecho que influyó mucho a los Barnz en la creación de su serie.

“Tanto Zelda como su hermano son adoptados, de madres biológicas diferentes, por lo que es asombroso que terminemos con dos niños que queer como nosotros”, dice Daniel. “Realmente te hace pensar en lo milagroso de la vida”.

Cada miembro de la familia ha tenido una experiencia distinta saliendo del armario, aunque los hijos fueron un poco más despreocupados al respecto. Zelda confesó a sus padres que también le gustaban las mujeres al final de una carta que les mandó desde el campamento un verano, cuenta Ben. “Oh, por cierto, soy bisexual”, les dijo al final del texto. “Me respondieron y me apoyaron mucho, pero hicieron muchas bromas”, comenta ella ahora entre risas.

Y su hermano Dashiell también salió del armario a través de una nota adhesiva que decía “soy gay, envíame un mensaje de texto con cualquier pregunta que tengas”. “Después, hicimos un viaje y tuvimos una charla familiar”, recuerdan sus padres.

“Somos una familia irreverente. Ben y yo pasamos de sentirnos como una pareja del mismo sexo súper cool a sentirnos tan viejos y tan poco cool… Nos dimos cuenta de que ser queer para Zelda y Dashiell era diferente que para nosotros. Hubo muchas risas, pero también mucha mortificación por nuestra parte”, cuentan los Barnz en otra entrevista para The Hollywood Reporter.

Zelda quería ser escritora desde niña, por lo que su idea inicial era que Generation fuera un libro, pero su padre la animó a hacer el guion de una serie, ofreciéndose a ayudarla. De esta forma, ella enseñó a sus televisivos padres lo que era la generación Z, y ellos le abrieron a su hija los entresijos del medio.

Padre e hija cuentan lo mucho que aprendieron de sus respectivas generaciones coescribiendo la serie.

Gran parte de las tramas de Generation transcurre en las pantallas de los móviles, con la cámara rastreando notas de voz y selfies, mientras los adolescentes envían mensajes de texto, Snapchat o Stories. Pero Zelda se resistía a usar emojis, los puntos o la palabra “aburrido”, como sugería su padre, “porque son muy millennial”.

En la serie abundan las groserías como “bitches” o “fuck”. “Ahora me siento demasiado cómoda diciendo palabrotas frente a mis padres”, cuenta Zelda entre risas. “Los chicos de nuestra serie hablan como hablan los adolescentes, así que hay palabras malsonantes.”

“Debo admitir que muchas veces también me sonrojo. Trabajar en la serie juntos nos ha hecho más abiertos como personas y como familia”, cuenta Ben Barnz sobre las confesiones personales que han tenido que hacerse mutuamente padre e hija para que la serie fuera tan honesta.

La familia uso su historia para Generation. “Siento que siempre estoy tomando notas”, confiesa Daniel, el padre productor. Y su marido, Ben, dice que sentía la necesidad de escuchar más a “las Greta Thunberg del mundo”.

Hijas, las reuniones LQTBQ de Generation están inspiradas en una vivencia de Zelda, la asociación Rainbow Alliance a la que ella pertenecía en la escuela. “Ella nos hablaba de personas que se presentaban solo porque querían encontrar a alguien con quien salir y muchos momentos divertidos que pasaban en las reuniones. “Ese podría ser un mundo realmente interesante para una serie de televisión, nos dijimos”.

Comadres, ¿Ya vieron Generation?