Inicio ¡Qué mieda! Gobierno húngaro demanda a televisora por mostrar a familias homoparentales

Gobierno húngaro demanda a televisora por mostrar a familias homoparentales

150
Imagen de Free-Photos en Pixabay

El grupo de medios RTL Hungría fue demandado por el gobierno de extrema derecha del primer ministro Viktor Orbán por publicar un anuncio contra la homofobia.

La demanda fue hecha por la Autoridad Nacional de Medios e Infocomunicaciones (NMHH), bajo la justificación de que la obra no es apta para niños.

El comercial, que ha estado al aire desde diciembre, reproduce las críticas a las familias LGBT, llamadas familias arcoíris, hechas en las redes sociales y muestra las reacciones y respuestas de padres y madres homosexuales, maestros y un sociólogo de la Academia de Ciencias de Hungría.

Bajo el título “La familia es la familia”, el anuncio objeto de la demanda fue realizado por una asociación para la defensa de los derechos LGBT+.

Cabe señalas que, la Ley de Medios de comunicación de Hungría, uno de los primeros textos promulgados tras la llegada al poder de Orbán en 2010, establece que los canales de radiodifusión tienen entre sus objetivos “promover el respeto por la institución del matrimonio y el valor de la familia”.

En diciembre del año pasado, el gobierno húngaro obligó a circular un libro de cuentos de hadas para niños con la advertencia de que “exhibe patrones de comportamiento que difieren de los roles de género tradicionales”, ya que incluye personajes LGBT y “no blancos”.

Anteriormente, un canal de televisión ya había sido multado por transmitir la declaración de un político de la oposición, en la cual expuso que, “solo quedaría ese horrible grupo de hombres blancos, cristianos y heterosexuales” si los inmigrantes y otras personas perseguidas en Hungría fueran expulsados ​​del país.

Por su parte, las organizaciones de derechos LGBT+ exponen que el gobierno de ultraderecha ha intensificado las acciones en contra los homosexuales porque sus ataques a los inmigrantes no han sido suficientes para mantener alta su popularidad.

Hungría se encuentra entre los países investigados por la Unión Europea por violaciones del estado de derecho, incluida la persecución de minorías y la interferencia de los medios de comunicación.