Inicio ¡Qué mieda! Guz Guevara cuenta la discriminación que vivió cuando no lo dejaron participar...

Guz Guevara cuenta la discriminación que vivió cuando no lo dejaron participar en la escolta de la escuela por usar silla de ruedas

670
Foto Instagram @guzguevara

Manas, mi hija Guz Guevara abrió su corazón para contar a través de un hilo de Twitter, la discriminación que vivió al no dejarle ser parte de la escolta de la escuela por usar silla de ruedas.

Él contó que fue en 2002, estaba en sexto de primaria, tenía 12 años y en su salón les solicitaron reunirse en grupos de 6 para turnarnos y formar parte de la escolta.

“Si mal no recuerdo, solo los de sexto año desfilaban la escolta de la primaria, entonces era como “el gran honor”. La cúspide, la punta de la pirámide, el éxito social dentro de la primaria”.

Guz muy entusiasmado se puso a ensayar con sus amigos, coordinando y adaptándose para poder seguirle el paso a sus compañeros, pero empezó a notar algo raro.

“Yo sentía a mis amigxs con actitud sospechosa, como que algo me querían decir, pero no se atrevían, hasta que de plano los confronté…”

El descubrió que las autoridades de su escuela, habían hablado con sus compañeros, para que ellos le dijeran a Guz que no podía participar en la escolta porque usaba una silla de ruedas, “ni siquiera tuvieron el valor de decirlo ellos”, comentó.

Guz dice que en ese momento se sintió muy triste y llegó a pensar que se lo habían inventado para excluirlo. Pero resulta que no, incluso les dijeron que su calificación corría peligro si él estaba con ellos en la escolta.

“En aquel tiempo no entendí bien lo que pasó, simplemente me tragué mi frustración y no lo comenté con nadie. Acepté que había lugares que no eran para mi”.

“Y con esa idea me quedé. Como si formar parte de algo de lo cual PERFECTAMENTE PODÍA SER INCLUIDO fuera solo para algunos pocos”.

Pero muchos años más tarde que entendió que lo que ocurrió no estuvo bien, que las “autoridades escolares” incurrieron en un acto de discriminación, y que no le dieron la cara ni explicación alguna a un niño de 12 años que vivía acomplejado, introvertido y lleno de inseguridades; por el contrario, acrecentaron todo lo anterior.

“Han pasado 18 años de aquello, y me encantaría decir que ya no sigue ocurriendo, pero no es así. El rechazo hacia quienes vivimos con discapacidad es latente, es inminente. Y acciones e ideas capacitistas ocurren diariamente”.

Él espera que después de que la gente lea su hilo se cuestionen, e impulsen cambios, dejar atrás que nada aportan y que siguen segregado.

“Hoy yo les cuento esto como una amarga experiencia, que a nivel personal pude superar. Pero allá afuera hay mucha gente que no tiene el sistema de apoyo para hacerlo. No sean como esas “autoridades”, vean más allá de sus narices y rompan sus sesgos”.

Y cerró con una frase de Sailor Frag: “En la escolta de la vida, aquí soy la abanderada”

Aquí les dejamos el hilo de Guz, no olviden ir a seguirlo: