Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

¡Dicen las que saben que las drogas destruyen, manas, y para ejemplo, como que ahí está y anda Kanye West!

Ya no sé si reír, echar los ojos para atrás y que me queden en blanco o hasta llorar como la Magdalena, manas, porque ahora resulta que Kanye West, responsabiliza a Dios de su pleitazo con mi Taylor Swift en la entrega de los MTV Video Music Awards de 2009.

El esposo de mi Kim Kardashian considera que, como en aquellos años estaba cumpliendo con una voluntad divina bien celestial, se debió subir al escenario, interrumpir el discurso de agradecimiento que mi güera Taylor expresaba, quitarle el micrófono y decir que mi Beyoncé era la que debía ganar el premio y no mi blondie querubina.

Han pasado 11 años y este vericueto ha sido uno de los pleitazos que más a dado de qué hablar en la farándula y que oooobviamenta sigue vigente con mi rubia y con mi piel morena.

Es sabido que ya hubo una reconciliaciona entre ambos peeeeero los resquemores y rencores con las dos celebrities sigue bien vigente.

Con decirles, manas, que el rapero de 43 años, luego de su renacer espiritual (ya ven que anda muy en ese tema) jura él es un instrumento divino y que Dios le brinda diariamente informeyshon bien privilegiada, ¡figúrense nomás!

Pos´ya que Kanye West dice y presume que tiene gran conecte con la corte celestial, ¡que nos ayude a saber cuándo se acaba esta pandemiaaaaaa, que no sea malhoraaaaa!