Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Manas, la fractura del pene es una realidad y dicen los que saben que es un dolor que no se logra imaginar ni dimensionar.

Este suceso le puede ocurrir a un hombre de entre 100 millones pero las cifras pueden aumentar ya que los que la han padecido no siempre revelan que tuvieron una lesión de esta índole.

Como tal, no es una fractura porque el pene no tiene ningún hueso, pero lo que se llega a romper es la túnica albugínea, una capa resistente que es la responsable de funcionar en una erección.

Cuando se daña esta parte, la túnica albugínea, se conoce como fractura y puede ocurrir en el 30% de los encuentros sexuales y justamente sucede cuando el pene sale y se pretende introducirlo de nuevo sin entrar correctamente, y al ocurrir una lesión fuerte, sí se escucha y siente como si hubiera roto algo.

Por eso, para que suceda esta eventualidad, es recomendable que las posiciones sexuales sean favorables para el momento de introducir el pene en cualquiera de sus variantes para que no se vea afectado, es decir, que no se aplaste y ni se doble.

Han habido casos de fractura en momentos de masturbación, mismas que son a gran velocidad y de poco cuidado.

Se dice mucho que se debe poner hielo para aminorar el dolor o tomar algún medicamento para  quitar la inflamación y aminorar la molestia en caso de una fractura de pene, pero nada mejor que acudir al médico en cuanto suceda una lesión en esta zona, por mínima que sea, para un mejor diagnóstico, porque si hay que intervenir quirúrgicamente hay que realizarlo lo más pronto posible.