Inicio ¡Qué mieda! Las personas LGBT adultas mayores corren mayor riesgo de violencia y discriminación

Las personas LGBT adultas mayores corren mayor riesgo de violencia y discriminación

195

Personas expertas en Derechos Humanos, emitieron una declaración en la que destacan la alarmante situación a la que se enfrentan muchas personas LGBT adultas mayores.

Las personas expertas en su declaración exhortaron a los Estados Miembros de las Naciones Unidas y a otras partes interesadas a diseñar, aprobar y aplicar todas las medidas necesarias para hacer frente a la violencia y la discriminación que afectan de manera desproporcionada a las personas de las poblaciones LGBT que son adultas mayores. 

Retos para atenderles de manera digna

Los retos específicos en materia de derechos humanos a los que se enfrentan las personas LGBT de edad avanzada incluyen llevar sus vidas con el telón de fondo de estereotipos sociales negativos y suposiciones sobre su salud física y mental, su sexualidad y vida sexual, su capacidad para contribuir a la sociedad y su valor para sus familias y comunidades.

Aislamiento social y soledad

Las experiencias de discriminación y estigmatización agravadas a lo largo de sus vidas pueden dar lugar a mayores tasas de depresión, ansiedad, demencia y otras enfermedades mentales en la vejez de las personas de las poblaciones LGBTIQ+ que a menudo se ven agravadas por el aislamiento social y la soledad si viven en un entorno social que no les acepta. 

Barreras en el acceso a la salud LGBTIQ+

Por desgracia en materia de salud de las personas adultas mayores que se identifican como parte de las poblaciones LGBTIQ+, se ven enfrentadas a importantes barreras para el acceder de manera digna y adecuada a su salud, como la atención menopáusica y ginecológica para las mujeres lesbianas y hombres gays trans de edad avanzada. 

Entre los retos de salud que las personas expertas señalan enfrentan las personas que se asumen como LGBTIQ+ se encuentran entre otros: problemas de salud diferenciados para los hombres homosexuales, el agrandamiento de la próstata, el cáncer de próstata en las mujeres trans, síndrome perimenopáusico, disfunción eréctil, disminución de la libido, sequedad vaginal, relaciones sexuales dolorosas y la disfunciones sexuales.

Discriminados toda la vida y hasta incluso después de la muerte 

La falta de reconocimiento de las familias elegidas por las personas LGBT, y la discriminación y la violencia que pueden ser omnipresentes en las instituciones asistenciales y que pueden dar lugar a crueles violaciones de los derechos humanos al final de la vida de una persona de la diversidad sexual.

Incluso señalan las personas expertas de la ONU, las personas LGBITQ+ adultas mayores pueden sufrir discriminación después de la muerte, cuando a los seres queridos supervivientes se les niega el acceso a la planificación funeraria, a las prestaciones de supervivencia y a la herencia, o cuando se conmemora a las personas de forma contraria a su identidad de género u orientación sexual.

Los expertos emitieron 9 recomendaciones a los Estados miembros de la ONU para que se desarrollen políticas públicas, legislaciones antidiscriminatorias, programas de sensibilización, formación y servicios especializados, para atender de manera adecuada a las personas adultas mayores que se identifican como parte de las poblaciones LGBTIQ+