Inicio ¡Guácala qué rico! Miguel Ángel Silvestre se desnuda para portada de revista

Miguel Ángel Silvestre se desnuda para portada de revista

827
Miguel Ángel Silvestre
El actor Miguel Ángel Silvestre se desnudó en forma literal y metafórica para la portada de la revista “Esquiere”.

¡Manas! El actor Miguel Ángel Silvestre se desnudó para la cámara de “Esquiere”, un medio de su tierra natal, donde además de hacerlo de forma literal, desnudó sus ideas, y abrió su corazón en un departamento de Madrid, España, donde habló sobre el amor, la fidelidad y su profesión.

“Ha sido una experiencia muy creativa, a mí me encanta la fotografía (de cover) y la verdad es que lo he disfrutado mucho. Yo confiaba desde el principio en el concepto. Cuando te entregas y te dejas llevar, te sacan sin duda de tu perspectiva, de tu punto de vista y dejas que las ideas de gente nueva o que tiene algo que contar, sucedan a través de ti”, reveló el actor.

El actor reveló que la confianza con Esquiere fue absoluta y aseguró que “se ha dejado llevar y se siente muy orgulloso”. Donde aprovechó para compartir su orgullo por sus raíces.

Despliegue de músculos de Miguel Ángel Silvestre en Esquire

En ésta sesión, mi marido Silvestre prueba una vez más que la belleza física puede estar ligada a la capacidad de reflexión, se muestra inteligencia, y también una estabilidad emocional. Donde además reveló que su familia le ha ayudado a luchar por sus derechos y los de otras personas.

“Gracias a Dios tengo una tía que es lesbiana y crecí viendo cómo se levantaba por sus derechos. Tuve buena educación en ese sentido (…) Creo que las nuevas generaciones van más allá en esa descodificación, y si hay gente que necesita otro pronombre, pues yo sí lo incluiría en nuestra lengua”, declaró.

Además, durante la entrevista, el actor confesó que Pablo Ibar en “El corredor de la muerte” fue su personaje más demandante. También compartió que regresó a casa tras la muerte de su padre, que le dolió mucho; y que desea (aunque no sabe si está listo), tener hijes. Además de la posibilidad de identificarse como una persona de género no binario.

“¿Te imaginas? No lo sé, en principio tengo muy claro lo que me gusta, o por lo menos mi cuerpo tiene claro lo que le gusta y yo, bum, me dejo llevar. Pero sin juicios”, declaro al respecto.

Con información de Quién