Imagen de Remaztered Studio en Pixabay
Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

El jueves pasado, según informa la CNN, el Senado de Mississippi votó a favor de prohibir a los atletas trans su participación en las competencias deportivas femeninas en las escuelas y universidades estatales.

El proyecto de ley, conocido como Proyecto de Ley del Senado 2536, fue aprobado con 34 votos a favor, 9 en contra, 5 abstenciones y 4 votos nulos, y con muy pocas discusiones preliminares.

En las próximas semanas quedará a la espera de la confirmación de la Cámara de Representantes de Mississippi, donde, al igual que en el Senado estatal, los republicanos tienen mayoría, según informa Business Insider.

El proyecto de ley ha sido promovido por la senadora republicana Angela Hill, quien, poco antes de la votación, hizo saber a sus colegas de que la habían contactado entrenadores de todo el estado de Mississippi que estaban muy preocupados por la urgente necesidad de establecer una política al respecto.

La iniciativa legislativa llega en un momento en el que se está prestando una atención inédita a los derechos de la comunidad LGBTQIA+ y a las personas trans en particular, tal y como recuerda ABC News. De hecho, el mes pasado, el presidente Joe Biden emitió una orden ejecutiva para expandir las leyes contra la discriminación basada en la identidad de género y la orientación sexual, de modo que, según dice el texto de la orden, los niños puedan recibir una educación segura “sin tener que preocuparse por que se les niegue el acceso a baños, vestuarios o deportes escolares.”

Los defensores de estas iniciativas creen que las niñas trans son naturalmente más fuertes, más rápidas y voluminosas que las niñas cisgénero, por lo que al competir en deportes femeninos tendrían una ventaja injusta.

Por su parte, los opositores señalan que no solo violan el reglamento IX de la ley federal de educación que prohíbe la discriminación sexual, sino también las sentencias de la Corte Suprema y la Undécima Corte de Apelaciones de Estados Unidos: en definitiva, están en contra la legislación vigente, además de ser discriminatorias y nocivas.

Además, grupos de defensa de los derechos LGBTQIA+ enfatizan que estos proyectos de ley no abordan ni resuelven el problema real, sino que se impulsan con la intención de sembrar miedo y odio.

“Todo lo que hace este proyecto de ley es poner a los jóvenes transgénero en riesgo de intimidación, exclusión y peligro creciente, mientras que la discriminación y la violencia contra las personas trans se encuentra batiendo récords en este país (…)”, expuso Rob Hill, director de la Campaña de Derechos Humanos de Mississippi.