Inicio ¡Quede! Obispo católico renuncia tras ser descubierto en aplicación para citas gay

Obispo católico renuncia tras ser descubierto en aplicación para citas gay

725
Jeffrey Burrill: Sacerdote renuncia tras revelarse que usaba Grindr y visitaba bares gay

¡Hijas! La iglesia católica es conocida por el rechazo hacia la comunidad LGBT+, pero ahora ellos enfrentan una escándala por encontrar a un obispo usando aplicaciones de ligue para encontrar chacal.

El obispo, Jeffrey Burrill, renunció esta semana su cargo como secretario general de la Conferencia de Obispos Católica de Estados Unidos, después de que los medios de comunicación locales dieran a conocer que utilizaba la aplicación de ligue para encuentros sexuales gay, Grindr, de acuerdo con información de la organización.

Mediante un comunicado, la organización expresó que el monseñor se retiró del cargo para no hacer frente a las acusaciones que podrían perjudicar la imagen de la organización, pues el obispo fue responsable de coordinar la respuesta de la Iglesia a las acusaciones de abuso sexual contra el cardenal estadounidense Theodore McCarrick, reveladas en junio de 2018.

“La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos se ha enterado de la existencia de información de prensa pendiente de publicación, sospechando un posible comportamiento indecente de su secretario general, monseñor Jeffrey Burrill”, expresó la organización en el comunicado

“Para evitar que esto distraiga de las operaciones y el trabajo de la conferencia, el obispo Burrill renunció con efecto inmediato”, añadió, y agregó que ya se tomaron “todas las acusaciones de conducta indebida en serio”.

Las acusaciones provienen de una investigación del portal católico “The Pillar”, que se basa en información que recabaron de la geolocalización del teléfono móvil, ya que la aplicación de citas almacena los datos de sus usuarios como es el caso del obispo.

El medio de comunicación reveló que Burrill utilizaba la aplicación de citas “casi diariamente” entre los años 2018-2020, tanto en su lugar de trabajo como en su residencia, y que también frecuentaba diversos bares gays, entre ellos un conocido sauna en Las Vegas.