Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

¡Dios mía! cada vez son más las cosas que se inventan, ahora está una moda que se llama tampodka o slimming, para los que saben inglés.

Esta cochinada consiste en introducir un tampón remojado en alcohol en el recto, en el caso de los hombres, y en la vagina, en las mujeres, con la intención de sentir nuevas experiencias porque el alcohol bebido ya no es suficiente ¡Tan estúpidas!

Pero resulta que esta bonita práctica puede provocar muerte celular en la zona lastimada, trombosis profunda, laceraciones, necrosis, y sepsis, complicaciones que comienzan a sentirse desde el primer momento, así como sangrado.

Ya van varios casos registrados en Distrito Federal, quienes tras sufrir intensos dolores en la zona rectal, y no placenteros, declararon haberse introducido tampones con alcohol y cocaína al mismo tiempo ¡Atascadas!