Hijas de la soledad, en lugar de estarse lamentando porque ningún chacal me les faltó al respeto este San Valentín, agradezcan que siguen pulcras hasta el sagrado matrimonio, ¿o no?

Bueno, si andan tristas porque no agarraron ni coronavirus en estos días (bromi, que nadie se ofendaaaa), les traigo las fotas más recientes del suculento melocotón de mi Pietro Boselli para que le dediquen varias… horas de admiración.

Ya sé que ha enseñado su delicioso derrier en varias ocasiones anteriormenta, pero nunca está de más actualizars nuestro portafolio de melocotón Boselli, ¿no creen? ¡Atásquense que hay lodo!

 

Ver esta publicación en Instagram

 

With @marianovivanco in the Californian desert some time ago…

Una publicación compartida por Pietro Boselli (@pietroboselli) el