Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Una carta de una aeromoza ha comenzado a dar la vuelta al mundo, en ella, la mujer despotrica contra aquellos performances espontáneos del Rey león que se han hecho virales en internet en aeropuertos y aviones.

¡No te la puedes perder!

“He sido aeromoza desde hace un año. Durante ese tiempo, he visto un total de 73 “presentaciones espontáneas”  cuando se sube al avión el elenco entero de la gira de “El Rey León”. No les quiero no mencionar la cantidad de veces que he escuchado ‘The Circle of Life’ durante 6 minutos que dura la jodida canción. Si lo sumamos 7 horas de mi vida la he escuchado.

Les pido de favor, por un pinche vuelo, no canten la canción. Paso mis días a 30,000 pies sirviendo botellas de agua y vestida de pies a cabeza de la marca Tommy Bahama. Tengo suficiente estrés en mi vida. Yo no voy al teatro y les repito a todos los asistentes que se abrochen los cinturones de seguridad.

(Lo sé, los teatros no tienen cinturones de seguridad, relájense)

No necesito, ni quiero, su ayuda tratando de calmar a los pasajeros en nuestras aeronaves. A gente más inteligente que nosotros, le fueron pagados millones de dólares para diseñar un plan de contingencia en caso de retraso.

A diferencia de lo que los escritores del Huffington Post les digan, las tripulación del avión no disfruta sus números musicales. 

Para eso está el DVD del Rey León. Si su vuelo tiene un retraso, les ofrecemos recompensas por esa falla. Invitamos a nuestros pasajeros a usar audífonos mientras estos ‘teatreros adictos a la atención’ hacen su ‘showcito’ y no los molesten.

Los civiles solo han visto algunos videos en Youtube, que desafortunadamente hacen ver a estas presentaciones como mágicas y efervescentes. Solo porque la gente les pague por cantar no significa que tengan el derecho de hacerlo con las personas que no lo disfrutan. Sin mencionar que la mayoría de estas personas no son elencos del tour original de Broadway. la mayoría de las veces, su canto es más bien como gritos. Y no les he mencionado lo que hacen en los vuelos internacionales. No han experimentado verdadero dolor hasta que tus oídos te zumban por oír a treinta actores afroamericanos cantar “Der Kreis Des Lebens.”

Por último, les pregunto a estos presuntuosos cantantes que piensan que está bien empezar a cantar de pecho cuando nadie los invitó: ¿Su narcisismo patológico es suficiente como para quitarle la tranquilidad a otros? En lugar de comida y agua, ¿su cuerpo se alimenta del aplauso? ¿Se morirán si dejan de cantar por más de 5 minutos? O simplemente ¿ignoran que hay otras personas en este planeta? Por favor, estoy sumamente interesada en las respuestas.

Nuestros aviones vuelan alto cerca del cielo, pero nunca me había sentido más cerca del infierno”