Inicio ¡Qué mieda! Un tailandés sufre lesiones luego de atascar su pene en un candado

Un tailandés sufre lesiones luego de atascar su pene en un candado

538
Hombre fue sometido a cirugía para liberar su pene Foto @Knewz_Currently

¡Hijas! Un tailandés se dañó severamente después de atascar su pene durante dos semanas dentro de un candado con el fin de darse auto placer en un acto de masturbación.

Un hombre tailandés de 38 años fue víctima de una desfiguración en el pene tras atascarlo en un candado durante 14 días por sujetar un candado alrededor de sus genitales con el fin de realizar un fetiche sexual, pero perdió la llave y comenzó a hincharse.

Después de no poder retirarse el candado pequeño cuando se masturbaba, tuvo que dejarlo en su pene durante dos semanas hasta que se infectó y el dolor lo llevó a urgencias de un hospital en Bangkok, Tailandia, para someterlo a una intervención quirúrgica de media hora para poder liberar su miembro viril.

“Mi hijo es una persona reservada y no tiene novia. Se ha quedado mucho en casa durante la pandemia porque le preocupa salir. Me dijo que hizo esto porque estaba aburrido”, comentó la madre del hombre.

De acuerdo con información del oficial del rescate Thongchai Donson, la llamada de emergencia para reportar la lesión era “peor de lo que esperaban” y tuvieron que trasladar al hombre al hospital más cercano, pues de permanecer más tiempo el objeto de metal alrededor de los genitales del hombre, la infección podría agravarse para que el pene empezara a pudrirse y tener gangrena.

Para la intervención quirúrgica, los médicos pasaron más de 30 minutos para cortar la cerradura de metal con un cortador eléctrico, en la cirugía se deslizó una delgada hoja de metal entre la barra y la piel del hombre para evitar que se cortara, también rociaron agua sobre el cuerpo para lubricar.

El personal médico que atendió al hombre comentó que, pese a que ahora el pene está libre, puede existir un daño duradero debido a la cantidad de tiempo que estuvo el miembro viril que terminó con una desfiguración.

“No podemos dar el nombre del hombre, pero queremos hacer públicas las noticias para evitar que otras personas hagan este tipo de cosas. Puede ser muy peligroso y dañar el cuerpo”, dijo el oficial de rescate.

El oficial Donson también expresó que para el hombre fue una terrible experiencia, pues nunca paró de gritar, pero ahora que el pene se encuentra fuera de la cerradura, se le administra una crema antibiótica y le proporcionaron tabletas de penicilina.