México sentencia por primera vez caso de homofobia en el país

Hijas, allá por finales de 2016, el mundo arcoíris estaba muy molesto luego de enterarse del despido por homofobia de Armando Ocampo Zambrano, un abogado quien trabajaba para el despacho Chevez, Ruiz, Zamarripa y Cia, lugar donde trabajó desde antes de terminar la universidad, esto debido a su excelencia profesional.

Fue en 2015 cuando todo comenzó a cambiar, y notablemente algo andaba mal, las primeras sospechas de que se trataba de un caso de homobofia remontaban a que hacía no mucho tiempo, Armando había hecho público que contraería matrimonio con su pareja, Sergio. Según recuerda Ocampo, comenzaron los comentarios en la oficina y había quienes criticaban esta relación, sin embargo, en la primera respuesta a la denuncia interpuesta, el despachó negó los hechos y aseguraron que la decisión se habría tomado tiempo antes de que esta información fuera de dominio público.

Armando y su esposo tendrían que enfrentar muchos inconvenientes antes de darse cuenta que los pronósticos negativos terminarían y que, al parecer, la justicia mexicana sentenciaría, por primera vez, un caso de homofobia. Luego de que este caso se hubiera rechazado en la CONAPRED, por falta de elementos que indicaran que se trataba de un acto homofóbico, el Tribunal Federal de Justicia Administrativa del Poder Judicial reveló que sí se había tratado de un acto discriminatorio: “La sentencia fija un precedente en la historia del país, pero no me pienso quedar ahí, con este precedente buscaré a legisladores para que se regule que el gobierno federal no pueda comprar productos o servicios a empresas responsables de actos discriminatorios”, dijo Armando durante una entrevista.

El nombre de Armando Ocampo Zambrano, ya suena su nombre como posible candidato para dirigir el Consejo para Prevenir y eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED).

Facebook Comments