Inicio ¡Qué mieda! Asesinos seriales de hombres homosexuales que causaron terror

Asesinos seriales de hombres homosexuales que causaron terror

265

Han sido miles de historias de personas LGBT+ que han sido violentadas e incluso asesinadas solo por su orientación sexual o identidad de género y es lamentable que todavía sigan ocurriendo estos hechos.

¡El horror! La homofobia mata, y como recordaran ha habido asesinos seriales de homosexuales que realizaron terribles crímenes, ya sea por inestabilidad emocional, homofobia o a la represión que vivieron por ser gays, pero ninguna muerte es justificable.

Todos los asesinatos que realizaron por muchos años causaron terror en la comunidad LBGT+ y que fueron noticia en todo el mundo.

Estos han sido los asesinos seriales más recordados por haber cometido crímenes en contra de hombres homosexuales.

Raúl Osiel Marroquín Reyes

Uno de los asesinos que de seguro recordaran, pues causo el terror en la Ciudad de México en el 2005. Originario de Tampico, Tamaulipas, y apodado como “El asesino del arcoíris” o mejor conocido como “El Sádico” por su excesiva violencia, su lugar para atrapar a sus presas fue la Zona Rosa.

Torturaba a sus víctimas, las ahorcaba con sus propias manos o las asfixiaba con una bolsa de plástico, después metía los cuerpos en maletas y las abandonaba en las avenidas de la Ciudad de México. Cuando fue detenido, Marroquín confesó no sentir remordimiento por sus crímenes, pues aseguraba hacerle un bien a la sociedad al eliminar a homosexuales. Fue condenado a casi 300 años de prisión.

Así operaba El Sádico: conquistaba gays para masacrarlos

Bruce McArthur

Este asesino serial fue responsable de la desaparición y asesinato de ocho personas homosexuales en Toronto, Canadá, fue apodado como “el jardinero asesino”, los crímenes los realizo desde 2010 hasta mitad del 2017, trabajaba como imitador de Santa Claus en un centro comercial y también era jardinero. Sus víctimas las conocía en Village, el barrio gay de Toronto, la mayoría eran inmigrantes y los atraía para después abusar de ellos sexualmente y matarlos.

Bruce McArthur, el jardinero que mataba homosexuales y los enterraba en  macetas

Jeffrey Dahmer

Otro asesino muy conocido y más por la serie de Netflix, llamado como “el caníbal de Milwaukee” o “el monstruo de Milwaukee”, fue responsable de cometer 17 asesinatos de hombres y adolescentes realizados entre 1978 y 1991, con todos aplicaban el mismo modus operandi, los mataba, luego violaba los cadáveres y los almacenaba por días y después los desmembraba. Su última víctima logró escapar, fue condenado a nueve cadenas perpetuas, y murió a los 34 años luego de ser golpeado por un compañero de prisión.

Historia real del asesino en serie Jeffrey Dahmer

John Wayne Gacy

Desde niño sufrió violencia verbal y física por parte de su padre, a los 26 años fue llevado a prisión por abusar de un menor, estuvo durante 18 meses. Fue en 1971 cuando llegó a vivir a Chicago y fue donde cometió una serie de 33 asesinatos todos hombres de 14 y  21 años. A sus víctimas las enterraba en su propia casa y otros los arrojaba a un río cercano. Era conocido como “Pogo el payaso” ya que hacía servicios sociales en desfiles y fiestas para niñes. Fue condenado a varias cadenas perpetuas y a la pena de muerte, murió por una inyección letal en 1994.

La historia del payaso asesino: Jhon Wayne Gacy

Fritz Haarmann

Asesino a 27 hombres no necesariamente gays, aunque las autoridades revelaron que pudieron ser más de 100 víctimas. Sufrió violencia por parte de su padre y su madre lo vestía con ropa de mujer, después sintió atracción sexual hacía los hombres. Abusaba sexualmente a sus víctimas y les mordía el cuello, arrancándoles la carne, después vendía la carne y los huesos, fue declarado culpable de todos los crímenes y fue ejecutado a la guillotina en Hannover, Alemania en 1925.

El vampiro de Hannover' y su mordisco de la muerte

¡Que mieda, manas! Ojalá no haya más asesinos seriales, aunque aún vemos visto casos de homofobia y discriminación, esperamos que un día podamos vivir sin miedo y poder disfrutar de nuestra sexualidad, porque no sabemos con qué personas nos podemos encontrar.

Con información de Buzzynice