Inicio ¡Quede! Captan a sacerdote “secuestrado” con un menor en hotel #Videa

Captan a sacerdote “secuestrado” con un menor en hotel #Videa

434

El jueves pasado, el Arzobispo de Morelia en México, el Cardenal Alberto Suárez Inda informó sobre la desaparición del sacerdote José Alfredo López Guillén, del municipio de Puruándiro, Michoacán.

A través de un comunicado de la Conferencia del Episcopado Mexicano, el Arzobispo informó que López Guillén fue sacado de la casa parroquial en la comunidad de Janamuato el lunes 19 de septiembre y no se tiene información sobre su paradero. Asimismo, detalló que el sacerdote había sido víctima de la delincuencia organizada y afirmó que se trató de un secuestro, robo de vehículo y saqueo de la casa parroquial.

https://www.youtube.com/watch?v=WOMFLa6NSH0

Sin embargo, la agencia Quadratín puso en duda esta versión, debido a la información que recopilaron en su proceso de investigación. La agencia descubrió que el encargado de la iglesia de Puruándiro se había hospedado en un hotel en compañía de un menor de edad.

Quadratín logró dar con el automóvil marca VW, tipo Jetta, color blanco, que supuestamente se le había robado a López Guillén, en un hotel en el que se presumía se había visto al sacerdote. Entonces se supo, gracias a los videos de vigilancia, que la presunta víctima de secuestro se registró el domingo 18, un día antes del “secuestro”. Además, el sacerdote pidió a su auxiliar doméstica que no se presentara a trabajar el lunes 19. Casualmente, fue ese el día en que el padre desapareció.

“Quadratín se desplazó al lugar de los hechos y ahí conoció que afuera del establecimiento donde fue visto el sacerdote, también se observó un automóvil marca VW, tipo Jetta, color blanco, el mismo que se ha dicho fue robado al cura, lo que pondría en duda que se tratara de un secuestro”, indicó la agencia.

Fue el lunes por la noche cuando se reportó la desaparición del sacerdote y la mañana del martes, según imágenes registradas en video, el cura entró al hotel acompañado del menor.

Dicha agencia explica que, al informarse del plagio del secuestro, se desplegó un operativo policial en el que participaron agentes ministeriales de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán y del Ejército.

Aquí las imágenes que presenta Quadratín, en las que se observa al supuesto sacerdote y detrás de él se aprecia un niño.