Inicio ¡Sexcándala! Esto es lo que tienes que saber sobre las dimensiones de la...

Esto es lo que tienes que saber sobre las dimensiones de la sexualidad

585

En Sexcandala hemos hablado mucho de sexualidad y, sin embargo, sabemos que son conceptos que no siempre quedan claros y por eso te traemos el 1, 2, 3 de las dimensiones de la sexualidad.

Lo primero que tenemos que saber es que la sexualidad no es solamente sexo. Sí qué rico es hacer el delicioso, pero no es la única forma en la que vivimos nuestra sexualidad, puesto que esta abarca también nuestros vínculos afectivos, la capacidad que tenemos de trascender y / o reproducirnos y la forma en la que nos vivimos e identificamos.

Y por eso es importante hablar sobre las dimensiones de la sexualidad. Entendamos, por ahora, que hay cuatro importantes: el sexo, la orientación sexual, la identidad de género y la expresión de género. Vamos una por una.

Sexo

Empecemos por el sexo. Y no, no estamos hablando todavía del acto sexual, sino del sexo biológico. Aquí nos referimos a todas aquellas características biológicas (que pueden ser genéticas, hormonales, anatómicas y fisiológicas) a partir de las cuales las personas son clasificadas por la sociedad como machos o hembras.

¡Y aquí está la primera trampa! Que la clasificación se de en esos dos términos, no quiere decir que la naturaleza sea, como nos han contado siempre, binaria. De hecho, es todo menos binaria. ¡Hoy se conocen al menos 126 estados intersexuales! Así que, para tenerlo claro, el sexo son todas las características biológicas que nos ubican dentro del espectro de macho y hembra, con todas las combinaciones posibles entre ambos extremos.

¡No caigamos en la trampa! La naturaleza no es binaria, por el contrario, es muy diversa.

Orientación Sexual

Vamos ahora con la Orientación Sexual, misma que tenemos que entender como la capacidad que tenemos las personas de sentir una atracción sexual o afectiva o sexoafectiva, por personas de un género diferente al suyo, del mismo o de más de una identidad de género.

Y es en la orientación sexual que podemos encontrar a la más común, la heterosexual, pero que también existen muchas otras igual de válidas y que merecen el mismo reconocimiento: las personas bisexuales, las homosexuales, pansexuales y sí, también las asexuales. La asexualidad es una orientación sexual, no lo olviden.

Un punto bien importante para recalcar aquí es que la orientación sexual no es estática y, muy por el contrario, puede cambiar y fluir a lo largo de nuestras vidas. No te espantes si un día te gustan más las mujeres que, por ejemplo, los hombres, es normal, está rico y hay que disfrutarlo.

Identidad de género

Hablemos ahora de la identidad de género. ¡Es bien fácil! Se trata de cómo me vivo yo. Qué veo cuando me veo en frente del espejo. Qué siento y con qué constructo social me identifico.

El género ES una construcción social. La sociedad ha construido dos extremos en función del sexo biológico con el que nacimos y nos catalogó como hombres o mujeres. Un binarismo que, como ya vimos, no tiene mucho que ver con nuestra naturaleza.

Y lo importante aquí es reconocer que hay muchas personas que no se identifican con el género que les fue asignado al nacer o que simplemente no se identifiquen con los dos extremos. Hay personas que se identifican como no binarias, de género fluido o incluso como personas Queer.

Expresión de género

Y ahora vamos con la última de las cuatro dimensiones de la sexualidad: la expresión de género. Aquí es la forma en la que expresamos justamente todas las dimensiones anteriores. Quién soy, qué me gusta y cómo me vivo, expresados en nuestros manerismos, modo de vestir, comportamiento personal y social.

Y esta es una de las partes más bonitas, más ricas y más diversas. Porque lo que pasa con todes nosotres es que somos muy distintes y, por lo tanto, nos expresamos tal y como deseamos hacerlo. Es el momento en el que decidimos cómo presentarnos al mundo. Hay quienes lo hacen de manera muy alineada con su época y cultura y otres que van a la vanguardia y logran presentarse de forma auténtica y fieles a quienes realmente son.

Qué interesante es diseccionar para poder entender lo complejas que son las personas humanas y la forma en la que experimentan y viven su sexualidad.

Ahora ya lo sabes: sexo, orientación sexual, identidad de género y la expresión de género, son las principales dimensiones de la sexualidad. Con esta información, estamos segures, podrás entender mucho más de ti y, sobre todo, de aquellas personas que se viven diferente a lo que se espera socialmente de ellas. Úsala y vincúlate desde la empatía.