Inicio ¡Wow! «Flee»: el documental animado sobre un hombre gay refugiado que está haciendo...

«Flee»: el documental animado sobre un hombre gay refugiado que está haciendo historia

926
Flee ha hecho historia en los Oscar al haber obtenido 3 nominaciones.

¡Mis cinéfilas! Flee, ha hecho historia en los Oscar al estar nominado en las categorías de «Mejor documental», «Mejor película internacional» y «Mejor película de animación. Un documental que narra la historia Amin, amigo real del director Jonas Poher Rasmussen, que huyó de Afganistán siendo un niño. Una historia sobre la identidad étnica y sexual, ya que Amin tuvo que sobrevivir a los señalamientos y la homofobia.

«Le conocí cuando teníamos 15 o 16 años. Apareció una mañana en la pequeña ciudad de Dinamarca donde vivíamos. Él vivía al otro lado de la calle, y nunca quería hablar de estos temas. Yo lo respetaba, pero era una caja negra en nuestra amistad que estuvo cerrada durante muchos años», cuenta Jonas Poher Rasmussen.

Flee llega en el momento oportuno. Un tiempo en el que derechos que parecíamos asegurados vuelven a estar amenazados por el auge de la extrema derecha, que ha colocado en su punto de mira a las personas inmigrantes y las poblaciones LGBT+. El propio director reconoce que su propia perspectiva sobre su película «ha cambiado».

«Al principio era una película sobre mi amigo, era 2013. De repente, en 2015, explota la crisis de los refugiados en Europa. Incluso en Dinamarca había refugiados durmiendo en las autovías, y me di cuenta de que había que poner cara a esa gente de la que solo hablábamos por ser refugiados o por las cosas que necesitaban. Ser refugiado no es una identidad, y quería mostrar eso, y es algo que le puede pasar a todo el mundo. No puedes poner a la gente en cajas y hacer titulares en los que todo sea blanco o negro, y espero que mi película dé perspectiva a este asunto».

Una historia que ha calado desde su primer paso por Sundance hace más de un año. Desde entonces no ha parado de ganar premios hasta llegar a esas históricas nominaciones a los Oscar. Jonas Poher Rasmussen reconoce que confiaban en lograr al menos una, y que si no hubiera llegado «sí que hubiera estado un poco decepcionado, pero es muy loco pensar que una película pequeña esté ahí y decir que me hubiera decepcionado, pero es la realidad». Eso sí, «cuando llegó la primera me alivió, me relajé y luego llegaron las otras dos. Es surrealista». Si tuviera que quedarse con una, apuesta por la de Mejor documental porque «la animación realmente es una técnica, una forma de contar la historia, pero cualquiera sería bonita». La respuesta, el próximo 27 de marzo en una ceremonia en la que puede seguir haciendo historia.

«El problema está desde que lo llamamos crisis de refugiados, cuando realmente es una crisis humanitaria. La palabra refugiado pone una distancia».

Con información de El Diario