Inicio ¡Qué mieda! Hombre registrado como agresor sexual por tener sexo gay

Hombre registrado como agresor sexual por tener sexo gay

1488
La “sodomía” ya no existe en Estados Unidos pero hay algunos daños irreparables aún.

Un hombre de Carolina del Sur se ha visto obligado a registrarse como delincuente sexual por tener relaciones sexuales homosexuales consensuales.

El hombre quien se identifica como “John Doe”, se le condenó bajo la ley contra la “sodomía” de Carolina del Sur en 2001.

El fallo de la Corte Suprema de Lawrence contra Texas en 2003 anuló todas las leyes de sodomía restantes en los Estados Unidos.

No obstante, muchos estados como Carolina del Sur, todavía tienen las leyes difuntas en sus libros.

A Doe lo indultaron por su “crimen” en 2006, pero aún debe registrarse como delincuente sexual según una demanda que interpuso el acusado.

“Sufre severamente bajo la etiqueta de delincuente sexual, que involucra al estado en el manejo diario de su vida”, dice la demanda.

Explica que Doe debe presentarse dos veces al año en persona para registrarse como delincuente sexual.

De igual forma, debe proprocionar una cantidad “enciclopédica” de información personal antes de incluirlo en una base de datos disponible públicamente.

“Como resultado de la conducta ilegal de los acusados, Doe está sufriendo daños, que incluyen vergüenza, humillación y estigma”, agrega la demanda.

Otros dos estados imponen el registro de delincuentes sexuales para las personas condenadas bajo las leyes de sodomía, Mississippi e Idaho.

Según la demanda, actualmente hay al menos otras 18 personas obligadas a registrarse como delincuentes sexuales debido a los enjuiciamientos bajo la ley de sodomía de Carolina del Sur.

Doe exige que no solo se le elimine del registro de delincuentes sexuales, sino que ya no se requiera que todos los demás en el estado se registren bajo la política anticuada y discriminatoria.

La denuncia federal fue presentada en nombre de Doe en el Tribunal de Distrito de Carolina del Sur de los Estados Unidos el 22 de diciembre por los abogados Matthew Strugar y Allen Chaney.