Inicio ¡Quede! Jeffrey McCall, un “ex-gay” admite acostarse con hombres

Jeffrey McCall, un “ex-gay” admite acostarse con hombres

2657
¡Quedé! Mis cielas, tarde o temprano expresaremos nuestro ser y no lo reprimiremos porque no hay nada que curar.

El fundador de la Marcha por la Libertad “ex-gay”, Jeffrey McCall, admite haberse acostado con hombres

El líder “ex-gay” Jeffrey McCall, quien predica que Jesús puede proporcionar “libertad de estilos de vida homosexuales y transgénero”, admitió que todavía se acuesta con hombres.

McCall es el fundador y director ejecutivo del grupo “Freedom March”, que se describe a sí mismo como un grupo diverso de seguidores de Jesús que se liberaron de las identidades LGBT+.

De igual forma, McCall realiza marchas para oponerse a las prohibiciones de la terapia de conversión.

Encontró fama en los círculos de “ex-gays” después de aparecer en el documental de terapia de conversión de Netflix “Pray Away”.

A pesar de su promoción de la religión como terapia de conversión, McCall hizo recientemente una declaración sorprendente en su página de Facebook.

McCall les dijo a sus seguidores que quería compartir sobre “mi falta de gloria de Dios”, y admitió entregar su corazón a un hombre heterosexual al que intentaba ayudar.

“Después de negar lo que quería con él, me enamoré sexualmente de un hombre cuando me sentí herido y solo. Esto llevó a múltiples caídas con los hombres a lo largo del tiempo”, agregó.

La doble moral de Jeffrey McCall

McCall insistió en que todavía era “ex-gay” y que solo es un campesino que trató de ayudar a salvar la vida eterna de las personas y señalarles a Jesús mientras atravesaba su propio proceso.

“Esta falta de alcanzar la gloria de Dios no está dictando mi futuro. No tengo planes ni deseos de volver a mi antigua vida. Si algo me hace no querer volver a caer en ese pecado nunca más”, expresó Jeffrey McCall.

Los activistas de la terapia contra la conversión dicen que Jeffrey McCall es un estafador egoísta.

“Truth Wins Out”, una organización de terapia anti-conversión, condenó a McCall y Freedom March en un comunicado.

“Jeffrey McCall es un estafador egoísta que dirige una organización fraudulenta que se aprovecha de las personas LGBTQ vulnerables y desesperadas que crecen en hogares religiosos”, dice el director ejecutivo Wayne Besen.

“Si McCall tuviera una pizca de integridad, se disculparía por su extrema hipocresía y cerraría su odiosa estafa de la Marcha por la Libertad antes de que arruine más vidas”, agregó.