Inicio ¡Qué mieda! Joven español es agredido por su familia por ser gay: «Mi madre...

Joven español es agredido por su familia por ser gay: «Mi madre y mi padrastro me pegan porque soy homosexual»

231
Foto El comercio

A principios de mes, Raúl un joven de 18 años denunció a su madre y a su padrastro por agresiones físicas y verbales. “Como pongas una denuncia, estás muerto. Odio a los maricones” le advertía el novio de su madre. Tras una fuerte pelea lo echaron de casa. Se quedó con lo puesto. Sin ropa, sin dinero y sin sus pertenencias.

Desde que lo echaron, Raúl vive con su abuela, a tan solo dos casas de la de su madre. Esto también supuso un motivo de disputa entre madre e hija. “Mi madre le decía a mi abuela que me dejara en la calle”, lamenta. Este miércoles el joven estaba durmiendo cuando empezó a escuchar gritos. Era el hermano de su madre con su mujer gritándole “maricón, si no quitas la denuncia te vamos a matar”, le advertían. Ante esto el joven decidió no salir a la calle.

Recibió una llamada del Ayuntamiento de la localidad para presentar unos papeles, por lo que una vez se aseguró que sus tíos no estaban, decidió salir. Pero no era así, y sus tíos estaban esperándolo. Le preguntaron si iba a retirar la denuncia contra su madre. “Al decirles que no, empezaron a darme puñetazos en la cara y empecé a sangrar”. Después, lo tiraron al suelo.

“Si no retiras la denuncia vamos a quemar la casa de tu abuela con vosotros dentro y saldrás en una caja de pino”, le dijeron. Su abuela intentó defenderlo de su hijo y de su nuera, pero esta la lanzó también al suelo, según cuenta Raúl. Su tío sacó un cuchillo del bolsillo, momento en el que intervino la Policía Local, que según denuncia el joven “no hizo nada, solo nos pidió los carnets de identidad y no lo detuvieron”. Tras esta nueva agresión el joven acudió al centro de salud de la localidad para que le curaran las heridas.

Según consta en el parte médico al joven le rompieron las venas de la boca, además de presentar sangre en toda la cavidad oral y numerosos traumatismos por todo el cuerpo, por lo que se le remitió al hospital para que se le realizara una radiografía de la boca. Raúl no pudo acudir al hospital porque no tuvo cómo desplazarse hasta él. Más tarde presentó ante la Guardia Civil una denuncia solicitando una orden de alejamiento contra sus tíos, que se suma así a la solicitada contra su madre y su padrastro.

En días recientes el joven ha vuelto a ser víctima de una agresión en su pueblo natal, Fortuna, afirma el chico. De hecho, tras el ataque que, asegura, ha sufrido hoy, el chico, acompañado de sus amigos, se plantó en la puerta del Ayuntamiento, donde dio gritos desgarrados: “¡Me quieren matar!”.

«Mi madre y mi padrastro me pegan porque soy homosexual»

Según detalló, lo que pasó es que varios de sus parientes le increparon y llegaron a agredirle en un momento en que Raúl se encontraba entrando a casa de su abuela, acompañado de un equipo de una televisión nacional para grabar su testimonio. Fue entonces cuando, siempre según el chico, le agredieron su madre, el novio de ésta, su tío, su tía y allegados de los mismos. También llegaron a amenazar a los reporteros desplazados, apunta.

Al lugar se trasladaron agentes de la Policía Local de Fortuna, que no llegó a efectuar detenciones. La semana que viene tendrá lugar la declaración, en calidad de investigados, de la madre y el padrastro en el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Cieza.

El abogado de Raúl, José Manuel Hernández Benavente, insistió en que la prioridad es que el juez dicte una orden de alejamiento para proteger a su cliente. El abogado reiteró que el asunto ha de contar con el agravante de delito de odio, al elegir a la víctima por su orientación sexual. Aunque el chico vive desde hace tiempo con su abuela, su madre y su padrastro residen muy cerca y les ve constantemente.

La consejera de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, Isabel Franco, reconoce estar en contacto directo con la alcaldesa de Fortuna, Finabel Martínez Romero, que se ha reunido en varias ocasiones con el joven. María Josefa García Méndez, directora general de Mujer y Diversidad de Género, también está siguiendo de cerca el tema.

Desde la Consejería explican que el joven «no quiere dejar de vivir en casa de su abuela, algo perfectamente entendible, ya que así se revictimiza a la persona al tener esta que salir de su propia casa».

El líder regional de los socialistas, Diego Conesa, pedía ayer al Gobierno regional, «al amparo de la Ley LGTBI», que desarrolle «protocolos claros para actuar en entornos familiares».