Inicio ¡Wow! Kataluna Enriquez, la primera mujer trans en Miss USA

Kataluna Enriquez, la primera mujer trans en Miss USA

1356
¡Manas! La resistencia trans sigue y los concursos de belleza no son una excepción para visibilizar.

Los fanáticos externaron su apoyo a Kataluna Enriquez, la primera concursante abiertamente transgénero de Miss USA, luego de que la eliminaran de la competencia.

Kataluna Enriquez, de 28 años, hizo historia cuando se le coronó como Miss Nevada USA en junio, lo que automáticamente la calificó como concursante del prestigioso certamen Miss USA.

La competencia, que se remonta a 1952, nunca ha tenido una mujer transexual que compita.

Enriquez, quien produce su propia línea de ropa de diseñador, ganó Miss Nevada USA con un vestido de lentejuelas arcoíris que rindió homenaje al Mes del Orgullo LGBT+.

“Mi vestido anterior se ha convertido en un vestido tan icónico, y quería desafiarme a mí misma para crear otro momento inolvidable”, dijo en un nuevo video publicado en su página de Instagram.

Su vestido de Miss USA, que presenta 10,000 piedras de colores aplicadas en un hermoso patrón similar a una llama, es una “recreación” del original.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Kataluna Enriquez (@mskataluna)

“Los colores son nuestra diversidad que nos hace únicos y poderosos”, comenta Enríquez.

“Dondequiera que nos lleve la vida, una cosa que la gente no puede quitarte es tu orgullo”, agregó.

Kataluna Enriquez es la sensación en redes sociales

Aunque Enriquez fue eliminado en el último obstáculo y no llegó a la final de los 16, los internautas no aguantaron la emoción en redes sociales con elogios.

Los seguidores también estaban interesados ​​en señalar las barreras adicionales que enfrentó en la competencia como mujer trans de color.

 

Aunque el logro histórico de Enriquez como la primera mujer trans en competir en Miss Estados Unidos provoca críticas transfóbicas el apoyo es más fuerte que el odio.

Enriquez comenzó su carrera en concursos de personas trans, pero desde que pasó a competencias más típicamente centradas en cis, utiliza la plataforma más grande para desafiar el odio y defender la inclusión y la diversidad.

Puede que no haya ganado Miss USA, pero su mensaje resuena más allá de la competencia.