Inicio ¡Qué mieda! La policía pudo detener los asesinatos de Stephen Port

La policía pudo detener los asesinatos de Stephen Port

1689
El famosos asesino de “Grindr” en Reino Unido pudo detenerse antes de asesinar a más miembros de la comunidad LGBT+.

Un jurado dictaminó que hubo “fallas” de la policía en la investigación de los crímenes del asesino en serie de Grindr, Stephen Port y, si se hubieran evitado, es posible que algulnas de sus víctimas aún estén vivas.

El viernes 10 de diciembre, una investigación que evaluó la competencia de la Policía Metropolitana para investigar los asesinatos de sus cuatro víctimas, Anthony Walgate, Gabriel Kovari, Daniel Whitworth y Jack Taylor, finalmente llegó a su conclusión.

El jurado, que se le presentó una amplia evidencia durante las últimas 10 semanas, dijo que había “fallas que no pueden pasarse por alto” en lo que respecta al manejo policial de la investigación.

Walgate fue descubierto muerto frente a la casa de Port el 19 de junio de 2014 después de que el propio Port llamara a la policía mientras alegó que encontró al joven de 23 años en la calle al regresar a casa.

Finalmente, Stephen Port recibió condena por pervertir el curso de la justicia cuando se reveló que contrató a Walgate como trabajador sexual, pero la muerte no se trató como sospechosa.

¿Cómo fue el proceso para descubrir que Stephen era un asesino serial?

En ese momento, la policía confiscó la computadora portátil de Port y tomó su ADN. Más tarde se reveló que Walgate había muerto a causa de una dosis fatal de la droga GHB para violaciones en una cita.

“Creemos que hubo fallas fundamentales en estas investigaciones desde el inicio, que creemos que fueron de un nivel básico, que impactaron implícitamente la investigación en su punto de partida”, dijo el jurado.

“El hecho de que no se siguieran las líneas básicas de investigación condujo a una investigación inadecuada y, en última instancia, dejó preguntas sin respuesta”, añadió.

El modus operandi de Stephen Port acabó con la vida de otras tres víctimas

Stephen Port continuó asesinando a otras tres víctimas, todas usando GHB, pero pasó hasta después de la muerte del cuarto joven gay para que la policía tratara las muertes como sospechosas y relacionadas.

La jueza Sarah Munro QC preguntó al jurado si el hecho de que la policía no realizara controles sobre Stephen Port en la base de datos nacional de la policía (PND) “probablemente contribuyó a la muerte” de Ports tres víctimas más.

El jurado respondió con un “Sí”.

Cuando se le preguntó si había “omisiones o fallas en la investigación sobre la muerte de Anthony Walgate” realizada por oficiales del municipio que pudieran haber contribuido a la muerte de las tres víctimas, el jurado volvió a afirmar.

“Estamos de acuerdo en que los oficiales de todos los rangos dentro del departamento, ya sea sustantivo, interino o temporal, estaban bajo una gran carga de trabajo que llevó a ciertos errores en la investigación”, expresaron los miembros del jurado.

“Nosotros, el jurado, aún hemos decidido, a pesar de los factores anteriores, que hubo fallas que no pueden pasarse por alto, lo que finalmente permitió perder oportunidades, lo que a su vez permitió a Stephen Port continuar sus actos hacia las víctimas posteriores”, añadió.