Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Hijas e hijos, esta noticia casi me saca las lágrimas, pero de la felicidad y del gusto, por ver cómo poco a poco la misma comunidad TTT, busca la manera de dar visibilidad y resistencia TRANS.

Mi hija Deborah Álvarez es una mujer trans dedicada al trabajo sexual, es activista del esta de Chihuahua y ella en perrisimaaa, pero además está realizando un cortometraje. Siempre se toca en los medios de comunicación los crímenes de odio hacia mis hijas e hijos trans, pero muy poca gente conoce como han sido orilladas a dedicarse al trabajo sexual. “Legalmente Deborah” cuenta la historia de mi adorada hija que es trabajadora sexual en Chihuahua y la verdura en el caldo, vale toda la pena conocer esta historia. Desgraciadamente, después de haber enfrentado la exclusión de su entorno de amistades y demás, en el 2015 Deborah por fin logró hacer su cambio de identidad de género.

El cortometraje que mi hija Deborah está realizando fue uno de los proyectos seleccionados para la primera edición del Reto Docs Chihuahua, y la verdad manas, es que obtuvo un empate en el premio del jurado, gracias a su compromiso sociopolítico y el retrato de la verdads en Ciudad Juárez.

El documental de mi hija habla de una realidad de cómo es ser una trabajadora sexual trans en Ciudad Juárez, pero igual manas, creo que en muchos de los estados pasa algo similar, ya que especialmente en Ciudad Juárez en Chihuahua, uno de los lugares donde hay más crímenes de odio y violencia de género hacia las mujeres trans.

Y aunque la verdad en el caldo de pollo ha habido algunos avances en los derechos humanos sobre la cuestión de los derechos y demás de mis hijas trabajadoras sexuales trans en México, aún queda mucho por hacer ya que como bien dice mi hija Deborah “Todavía no tienen JUSTICIA”.

Una realidad que es muy cierta manas, apenas hace unos años las mujeres trans ni siquiera podían caminar por las calles de mi amada Cuidad Juárez porque la policía las detenían durante 36 horas. Esto le paso varias veces a mi amada hija Deborah.

Por desgracia, hoy en día el cambio de identidad de género aún no es legal en Chihuahua, es por eso que muchas de mis hijas trans deciden irse, además de la violencia a la que se enfrentan día con día.