Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Karsten Erstad, biólogo noruego, encontró una gran cantidad de lombrices sobre la nieve, al principio pensó que habían salido de la tierra, pero después supo que era imposible porque había 50 cm de nieve en la tierra y eso hubiera congelado a los gusanos. Eso lo llevó a pensar que cayeron del cielo.

Se podían ver hasta 20 lombrices por metro cuadrado, lo que se traduce a miles de lombrices sobre la nieve. “Cuando las encontré sobre la nieve parecían estar muertas, pero cuando las coloqué en mi mano me di cuenta de que estaban vivas” ¡Qué asca!

Se cree que las lombrices, que comenzaron a emerger de la tierra hacia el final del invierno, fueron barridas por el viento. Eventualmente, después de haber viajado cierta distancia, cayeron a la Tierra en forma de lluvia de lombrices.

Además de lombrices se ha informado de lluvia, en todo el mundo, de medusas, ranas y renacuajos. ¡Ewwwwwwww!