Inicio ¡Qué mieda! Mujeres transodiantes acosan, intimidan y violentan a mujer con discapacidad y su...

Mujeres transodiantes acosan, intimidan y violentan a mujer con discapacidad y su novia trans

489
¡Clara muestra del capacitismo y transfobia que existe en nuestra sociedad!

El pasado 13 de noviembre en Guadalajara, Dea Molina, una mujer que vive con discapacidad denunció a través de sus redes sociales el acoso, intimidación, amenazas e incluso violencia física que sufrió a manos de un grupo de mujeres cisgénero transodiantes que le impidieron el tránsito en el Parque Revolución (mejor conocido como Parque Roja) a ella y su novia trans.

Vía: Dea Molina (Facebook)

Además, también compartió parte de la agresión vivida en su cuenta de Twitter:

Dea narra que mientras rodaba por el Parque Rojo (ubicado en la ciudad de Guadalajara) en su silla de ruedas junto con su pareja trans, tres mujeres cisgénero les cerraron el paso y, con amenazas, les pidieron abandonar la zona por el hecho de que era un lugar “sólo para mujeres”. Es decir, su argumento es invalidar la existencia e identidad de las mujeres trans. Posteriormente alrededor de 20 mujeres cisgénero las rodearon bajo la amenaza de ser menores de edad, quienes agredieron verbalmente y amenazaron hasta llegar a la violencia física.

Lo cierto es que este parque es un espacio público, conocido por ser un lugar de encuentro y de diversidad cultural por diversos grupos de convivencia y de las llamadas “tribus urbanas”. El cual ahora, aparentemente ha sido convertido en un tianguis separatista transodiante, que en más de una ocasión ha sido denunciado por violencia hacia otras personas.

Situación sumamente triste, que aquellas mujeres que dicen luchar por la eliminación del patriarcado, repliquen precisamente estas actitudes patriarcales de violencia y sometimiento, que transita de convertir un espacio supuestamente seguro, en un espacio lleno de violencia y agresión. Razón por la que algunas voces se posicionaron al respecto, como la de la activista LGBT+ y feminista interseccional, Paola Santillán, quien hace un hilo respecto a lo ocurrido:

Así como el posicionamiento emitido por La Tianguis Disidente:

En Escándala nos queda claro que la violencia no es el camino, las luchas deben ser interseccionales y no selectivas, y deberán abrazar a todas las mujeres: trans, racializadas, con discapacidad, migrantes, indígenas, que vivan con VIH, por nombrar a algunas. La transfobia y el capacitismo no tienen cabida.