Inicio ¡La chisma! Sus compañeros defecaron en una bandera del orgullo LGBTQ; ella salió del...

Sus compañeros defecaron en una bandera del orgullo LGBTQ; ella salió del clóset en defensa y peleó

36
  • “Todo cambió este año en nuestra escuela, y no hubiera sucedido si no hubiera ocurrido un crimen de odio”.

¡Terrible! El año pasado, un grupo de estudiantes de California en la Escuela Secundaria Paso Robles robó una bandera del Orgullo del salón de clases de un maestro y defecó sobre ella antes de tirarla por el inodoro.

Orgullosos de lo que hicieron, incluso compartieron un video de sus acciones en las redes sociales.

Para Ava Hughes, que en ese entonces era estudiante y que es queer, este incidente fue la gota que derramó el vaso.

Después de varios incidentes anti-LGBTQ en el campus y una respuesta mediocre de la escuela, Hughes decidió que era hora de ponerse de pie y luchar por la aceptación que ella y sus compañeros LGBTQ merecían.

Así que Hughes y otros estudiantes organizaron un foro de “Salir contra el odio”. Asistieron 300 personas, y frente a todos, Hughes pronunció un discurso declarando su homosexualidad.

“Tenía miedo de salir públicamente y estar involucrada”, dijo Hughes al San Luis Obispo Tribune. “Y no quería hacerlo al principio, pero cuando se llega a cierto punto, sabes que realmente no puedes permanecer en silencio porque solo empeora todo”.

Los actos anti-LGBTQ en Paso Robles High inspiraron el Proyecto de narración de historias de diversidad. Hughes se convirtió en su primera narradora y compartió su experiencia luchando por la justicia.

Después del foro, Hughes, junto con un grupo comprometido de estudiantes, siguió abogando por más apoyo de la administración de su escuela.

No estaban satisfechos con la respuesta al incidente de la bandera, después de lo cual la escuela estableció una regla que decía que las banderas no podían medir más de dos pies por dos pies.

“Seguimos creyendo que esta es una solución de compromiso muy razonable que permite arcoíris, pero dentro de lo razonable”, dijo el superintendente de distrito Curt Dubost a The Tribune en ese momento.

El foro también condujo a la creación de un grupo de trabajo LGBTQIA+ del superintendente, del cual Hughes formó parte.

Los esfuerzos del grupo de trabajo llevaron a un baile de graduación neutral en cuanto al género, en lugar de un rey y una reina, así como a una asociación con el bibliotecario de la escuela para incluir más libros con personajes queer en la biblioteca.

El Equality Club de la escuela también organizó un evento Pride de una semana.

Sin embargo, Hughes dijo que muchas de las solicitudes de los estudiantes, como enseñar historia queer en las aulas, aún no se han cumplido, y aún queda un largo camino por recorrer antes de que las personas LGBTQ puedan sentirse plenamente aceptadas en la comunidad de Paso Robles.

La comunidad sigue siendo conservadora y muchas personas aún no respetan las identidades LGBTQ.

Hughes se graduó y ahora asiste a la Universidad Estatal de San Francisco, pero todavía espera ser parte de mejorar la vida de las personas LGBTQ en su ciudad natal.

“Todavía le debo eso a la comunidad queer de allí, y espero que algún día esté realmente orgullosa de mi lugar de origen”, dijo.

Sin embargo, Hughes cree que se han obtenido muchas cosas buenas de los esfuerzos de los estudiantes.

“He tenido tantas oportunidades increíbles que surgieron de esa cosa absolutamente terrible que sucedió”, dijo Hughes.

“Todo cambió ese año en nuestra escuela”, también afirmó, “y no hubiera sucedido si no hubiera ocurrido un crimen de odio”.

Con información de LGBTQNation.