Inicio ¡Wow! Verónica Fonseca fue localizada en Centro de rehabilitación

Verónica Fonseca fue localizada en Centro de rehabilitación

1677
Imagen de: El Occidental

El pasado 8 de abril, Alondra Zamudio (@Alondra_LRZ) denunció la desaparición de su novia Verónica Fonseca Diaz, a través de Twitter.

“Hola a todos, espero tener su atención. Ella es Verónica Fonseca Diaz, mi pareja. El día 07/04/21 dejo de contestar mis mensajes a la 13:30 hrs. Yo, originaria de Arandas, Jalisco. Y ella originaria de Colima, Colima. Necesito de su ayuda para encontrar su paradero”, así comenzó su hilo.

Alondra explicó que Vero, su novia, vivía en Manzanillo, pero debido al reciente fallecimiento de su papá el 23/03/2021, acudió a quedarse con su abuela materna, en Colima, Colima. Para dar seguimiento al novenario de su padre, que fue interrumpido por un diagnóstico que le dieron en el cual tenía varicela.

Según Alondra, a las 13:30 hrs de día 07/04/2021 dejo de recibir mensajes de Vero, creyendo que tal vez estaba alistando todo para viajar hacia Arandas. Aproximadamente a las 17 hrs se le ocurrió marcarle debido a la preocupación. Llamada que no fue atendida por Vero si no por su madre.

Alondra sospechaba que la habían llevado a un centro de rehabilitación o algo sumamente parecido, religioso. Afortunadamente Vero ya fue localizada y rescatada.

Las sospechas de Alondra fueron muy acertadas, pues Vero se encontraba en un anexo en contra de su libertad y fue gracias a las labores de Búsqueda Jalisco que fue localizada. Por su parte, Diversidad Jalisco se entrevistó con ella y se aseguraron de que fuera trasladada a un lugar seguro.

Cabe señalar que el documento de 2019 “Nada que curar. Guía de referencia para profesionales de la salud mental en el combate a los ECOSIG”, elaborado con la participación de instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México se ha señalado a las terapias de conversión como una tortura:

“Organismos especializados que conforman el Sistema de las Naciones Unidas han calificado este tipo de ‘terapias’ como tortura”.

Esto debido a que se ha documentado que incluyen abusos como: coerción y falta de consentimiento; privación ilegal de la libertad; violencia verbal y amenazas; uso forzado de medicamentos; violaciones sexuales; terapias de aversión; electroshocks; y exorcismos.

Distintas asociaciones ya han hecho hincapié en que los Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género (ECOSIG) deben prohibirse por ley, pues de lo contrario persistirá la impunidad en este ámbito.

No existe un argumento que alcance a hacer justicia a quienes han sufrido el horror de las ECOSIG o terapias de conversión, la crueldad, violencia física y psicológica, dichas acciones son bastante graves y el estado no puede ser omiso en el tema.

Actualmente las terapias ECOSIG son prohibidas en la Ciudad de México y el Estado de México.