Inicio ¡Qué mieda! Viruela símica: una amenaza al alza en Perú

Viruela símica: una amenaza al alza en Perú

394
Los casos confirmados de viruela símica siguen incrementándose en Perú, ubicándolo en los primeros puestos de casos a nivel global.

¡Manas! En Lima, el hospital Cayetano Heredia ha pasado de diagnosticar uno o dos casos de viruela del mono al día a una decena diaria en apenas dos semanas, situación que pone a Perú como uno de los países con mayor número de casos a nivel mundial. Actualmente, el país ha reportado de manera oficial más de 1.300 casos oficiales de viruela del mono la mayoría concentrados en la capital, Lima.

Al respecto, el director ejecutivo de Vigilancia en Salud Pública del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC), César Munayco, explicó que Perú está en el escenario dos de la propagación de la enfermedad, en el que hay transmisión del virus pero enfocada a un solo grupo, en este caso la población de hombres que tienen sexo con hombres (HSH).

“Esta enfermedad ha aparecido en la población HSH y es donde se ha empezado a diseminar, pero no es una enfermedad gay que afecte a un solo grupo de personas, sino que puede afectar a todos”, señaló el  infectólogo Cayetano Heredia Leslie Soto.

Los expertos consultados coincidieron en que los focos de contagio están muy concentrados en lugares de socialización donde coinciden hombres que tienen sexo con otros hombres como lugares de encuentro, cuartos oscuros o saunas.

“No es todo el grupo HSH, hay una heterogeneidad, básicamente son aquellas personas que tienen múltiples parejas sexuales que tienen encuentros casuales o encuentros en bares, discotecas o a través de las redes”, indicó césar Munayco.

Y es que la estigmatización de este virus ha creado una mezcla de pudor, indiferencia y temor que está haciendo que apenas hable de este. Aunque la viruela del mono tiene un índice muy bajo de mortalidad, esta enfermedad se puede complicar cuando el paciente vive con VIH y no lleva algún tratamiento retroviral, ya sea porque lo ha abandonado o porque no sabe que vive con el virus.

Según Muncayo, cerca del 70 % de los pacientes con viruela del mono en Perú, viven también con VIH.

La vacuna es la mejor forma de evitar la propagación del virus, pero la compra de estas dosis la está negociando la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y se calcula que llegarán a Perú 9.000 vacunas que irán destinadas a la población de atención prioritaria.

Hasta que estas lleguen, los expertos coinciden que la información y prevención temprana de casos es primordial para reducir la cadena de casos, especialmente en la población donde hay más contagio.

Entre tanto, el número de casos no para de crecer y Perú, que ya se convirtió en el país con la tasa de mortalidad más alta del mundo por Covid-19, teme que pueda producirse un gran brote.

Con información de Infobae