Grupos religiosos en Taiwan piden a legisladores que el matrimonio igualitario se someta a votación

El año pasado, el mundo celebró que Taiwan anunció que se convertiría en el primer país asiático en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, en mayo, el Gran Consejo de Jueces dictaminó que era inconstitucional que el Código Civil no permitiera el matrimonio entre homosexuales. Dicho esto, el Gran Consejo les dio a los legisladores dos años para actualizar la ley.

Desafortunadamente, ese tiempo también le ha funcionado a los grupos que se encuentran en contra de la legalización del matrimonio homosexual. La Alianza de Grupos Religiosos de Taiwán está trabajando actualmente en un referéndum, un voto en todo el país, sobre si el matrimonio entre personas del mismo sexo debe ser legalizado y si la educación sexual LGBT se debe enseñar en las escuelas.

Para tener este voto, la Alianza tuvo que pasar por un proceso de varios pasos. Primero, tenían que obtener 3.500 firmas para que los legisladores las escuchen. Ellos, desafortunadamente, pudieron obtener esa cantidad y más. Ahora intentan obtener al menos 281,745 firmas para que los legisladores sepan que hay suficientes ciudadanos pidiendo esta votación pública.

En el rincón de la Alianza está Tai Wei-li, que es el presidente de Nanyang Industries, que distribuye automotrices Hyundai en el país. Tasi está ofreciendo $ 33 dólares a cualquier miembro de su personal que ayude a hacer campaña por esas firmas y el referéndum.

Aunque muchos lo han interrogado sobre esto, Tsai dice que el acto es opcional para su personal. Y que él cree que el país no debería legalizar el matrimonio gay. Si bien Taiwán corre grave peligro de que la gente religiosa rechace la igualdad en el matrimonio, hay algo de esperanza gracias a las Bermudas.

El año pasado, muchos se enojaron al enterarse de que los legisladores de la nación isleña de Bermudas habían anulado el fallo de igualdad matrimonial de la Corte Suprema. Crearon la Domestic Partnership Act (o DPA) para separar los matrimonios heterosexuales de las parejas domésticas para parejas del mismo sexo y parejas heterosexuales. Esa ley entró oficialmente en vigencia el 1 de junio, pero la Corte Suprema luego la anuló unos días después. La Corte dictaminó que la ley era inconstitucional y entra en conflicto con el derecho a la libertad de conciencia y credo.

A medida que los grupos religiosos se reúnen para desafiar la igualdad matrimonial en Taiwán, tal vez la Corte Suprema del país pueda ponerlos en su lugar como lo hizo Bermuda.

Facebook Comments