Foto de Joshua Mcknight en Pexels
Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Hijas, muchas veces cuando terminamos de hacer una la felación se presentan dolores. Sin embargo, si el sexo oral se prolonga por mucho tiempo es natural que la mandíbula se canse, y duela.

Así que, si quieren complacer a su pareja dándole sexo oral, sin terminar con dolor de mandíbula o cuello, aquí les cuento de unos ejercicios para evitar molestias.

Relajar las cervicales

Con las dos manos coger la base del cráneo haciendo tracción hacia arriba y adelante. Con esto se trabajan las cervicales, para que estén menos rígidas.

Trabajar los músculos de la boca

Mete tus dedos en la boca y tira suavemente hacia abajo, aguantando 1 min. Hazlo con los ojos cerrados y practica una respiración profunda.

Masajes dentro de la boca

Introduce tus dedos dentro de la boca y en la parte detrás de la muela, busca el musculo. Masajea y presiona por un minuto.

Hijas, practiquen estos ejercicios al menos tres veces por semana. Y, además, durante el acto pueden pedir a su pareja que les masajee el cuello mientras le practican sexo oral, así disminuirá las molestias.

Y, manas, recuerden siempre usar condón cuando tengan cualquier tipo de práctica sexual.