Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Mis cielas, desde 1993, cada 23 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Bisexualidad. Esto con el objetivo de reivindicar la visibilidad del colectivo y combatir los prejuicios y la imagen que se tiene sobre ellos tanto en la sociedad, como dentro de la comunidad LGTB+.

Hijas, cabe destacar que la bisexualidad no supone necesariamente una atracción equivalente hacia ambos sexos. Ni tampoco es que se sienta una atracción simultánea, ni de la misma intensidad.

Las personas bisexuales están en un eje heterosexualidad-homosexualidad, y pueden sentir mayor o menor grado de atracción por cada uno de los sexos. Y sin importar si se sienten más atraídos por alguno en especial, dejan de considerarse bisexuales.

Manas, suele pasar que la bisexualidad es “tragada” por otras orientaciones. Por ejemplo, si la pareja actual de una persona bisexual es de su mismo sexo, los demás pensarán que se trata de alguien gay, cuando en realidad es bi.

Comadres, esta orientación no tiene tanta visibilidad y, por si fuera poco, está rodeada de mitos. Aquí mencionamos algunos que deben dejar de existir, ¡ya!

Los bisexuales son promiscuos

¡Ay par favaaar! El hecho de que a alguien le pueda atraer una persona de cualquier sexo, no significa que sea propenso a relacionarse de forma sexual con cualquiera. La promiscuidad no tiene que ver con las orientaciones, es más, ni con las creencias. ¿Verdad, Vaticano?

No es posible sentirse atraído por ambos sexos

Manas, como les conté arriba, esta creencia surge de considerar que la atracción por los dos sexos tiene que ser equivalente o de la misma intensidad. La atracción por las personas de alguno u otro género no es igual, ni simultánea, ni temporal.

La bisexualidad es sólo una fase

No. Es normal que muchas personas homosexuales pasen por un periodo de transición, pero esto no quiere decir que la bisexualidad sea siempre una fase anterior a la homosexualidad. La bisexualidad es una orientación conocida y respetada, no una etapa.

Esta idea ha sido reforzada, de alguna manera, por la ciencia. Pues muchos estudios sobre bisexualidad se centran en perspectivas heterosexuales y/o homosexuales. Y, erróneamente, han sugerido que la bisexualidad es una orientación inconclusa, como si se tratase de una fase de transición hacia la homosexualidad.

 

Ni que decir de estas ideas tan equivocadas. Afortunadamente, la bisexualidad es cada día más conocida y respetada.

Pues buenaaaaa… ¡Si conocen más mitos, cuéntenlos!