Inicio ¡Wow! Alex Alí Méndez Díaz nos platica a cerca del matrimonio igualitario en...

Alex Alí Méndez Díaz nos platica a cerca del matrimonio igualitario en Yucatán

537
Alex Alí Méndez DíazDirector de Litigio en @MX_Igualitario

Tuvimos la oportunidad de entrevistar a Alex Alí Méndez Díaz, oaxaqueño, abogado, maestro en derecho por la UNAM, activista, defensor de derechos humanos e impulsor de estrategias de litigio para el reconocimiento de derechos de la población LGBTTTIQ+, impulsor del matrimonio igualitario en México por medio del juicio de amparo.

Te podría interesar: ¿Me Puedo Casar, México?: Una plataforma que lucha por el matrimonio igualitario

El matrimonio igualitario es ‘legal’ en México, solo en 19 estados, los otros 13 se niegan a hacerlo o no lo consideran un tema relevante. Esta situación ha orillado a que las parejas del mismo sexo que viven en un estado en el que no está permitido, vayan a casarse a otro estado o interpongan un procedimiento legal (amparo).

Ante esta situación, All Out y México Igualitario se unieron para crear ¿Me Puedo Casar, México?, una plataforma online para presionar a los congresos locales a que legalicen el matrimonio igualitario si aún no lo han hecho. Esto, a través de peticiones firmadas por personas, sin importan si pertenecen al colectivo LGBT+ o no, para exigir un derecho que debe ser respetado en todo el país.

¡Tú también puedes apoyar a que la legalización del matrimonio igualitario sea una realidad en todo México! Hazlo aquí

Él nos contó sobre lo que está pasando en el estado de Yucatán respecto al matrimonio igualitario, aquí les dejamos la entrevista:

El congreso de Yucatán tiene una deuda pendiente con la comunidad LGBT+, sin duda alguna. Pero ¿se podría tratar también de una deuda social, pues grupos conservadores han presionado y conseguido candados legales?

Las leyes son reflejo de lo que en una sociedad se considera como algo aceptado o no, al final de cuentas, lo que hace el derecho civil, la definición de matrimonio y de una ley, es garantizar una serie de derechos a partir de una concepción social, de lo que es una familia.

Una ley que excluye a algunas parejas del acceso a esa figura, justo un reflejo de que socialmente no hay un reconocimiento a que estas familias son iguales de merecedoras de derechos como cualquier pareja, creo que es una extensión más de esa deuda, las leyes son un reflejo de lo que se considera valioso en una sociedad.

Han sido años de lucha, ahora que se ha reunido la Primera Sala de la SCJN para determinar si el congreso de Yucatán está obligado a reconocer las uniones entre personas del mismo sexo, ¿cree que el Matrimonio igualitario en el estado, sea reconocido legalmente en un futuro próximo?

Algo que ha sucedido es que, a través de las luchas ya es posible que cualquier pareja se pueda casar en cualquier parte del país, es decir el matrimonio igualitario ya está de alguna manera como parte del derecho que tenemos todas las personas homosexuales, lesbianas o bisexuales, el asunto ahora está, en que tan fácil es acceder a ese derecho.

Con un juicio de amparo, ya cualquier pareja se puede casar, aquí lo que estamos peleando, lo que se está peleando en todo el país, en Yucatán en específico es que ya no se requiera de ese juicio, ya ni siquiera es que la ley lo permita o no y que de eso dependa, porque ya encontramos la manera en que el derecho se pueda hacer exigible, aunque no esté reconocido en ese código, entonces ya, lo que el congreso está haciendo es únicamente detener un avance que ya está dado.

No se trata de que si no se aprueba la ley, ya no hay matrimonio igualitario en Yucatán, desde 2014, desde Medio igualitario y otras organizaciones hemos acompañado a parejas del mismo sexo en Yucatán que se han casado, ya está ahí, el asunto es que por lo que el congreso no ha hecho, hay un escalón más que obstaculiza, el tener que ir a juicio, entonces ya el congreso no es el que decide, si se casan o no, ahora lo hemos trasladado a función judicial ante la resistencia del congreso a hacer esa modificación, entonces, digamos que ya está ese derecho, solo estamos pelando que ya no nos hagan tramitar juicios para las parejas que se quieran casar allá.

Además del tema constitucional, ¿Crees que hagan falta cambios culturales en México para que el matrimonio igualitario sea aceptado y reconocido legalmente?

Sí, yo creo que hablando de derechos de la población LGBT o en general en derechos de cualquier grupo de población que ha sido históricamente discriminado se requiere no solo cambio de leyes, también hay una noción a veces equivocada de que cambiando la ley en automático todo se arregla, sabemos que eso no es así, es decir, no porque se agregue al código penal un delito que hable sobre terapias de conversión, no significa que en automático ya no hay terapias de conversión o que si se agrega un delito de discriminación.

Es importante el cambio en la ley y es por lo que se ha estado peleando, porque al final de cuentas es una legitimación desde el estado, pero hay otros ámbitos importantes, que son los de políticas públicas, que van justo enfocados a programas, que buscan erradicar la discriminación desde un tema estructural, es decir, tenemos que lograr una inclusión no solamente que nos podamos casar, una inclusión en las escuelas, que se hable de diversidad sexual, como una expresión más de la sexualidad.

Tenemos que lograr que la atención médica para personas trans, para personas LGBT ya no sea discriminatoria, que ya no sintamos vergüenza al acudir a un medico, una médica y asumirnos desde nuestra orientación sexual, nuestra identidad de género, necesitamos lograr que en el ámbito privado tu orientación sexual ya no sea un motivo de despido, que ya no tengas temor a que tus compañeros de trabajo lo sepan, que ya puedas caminar en la calle sin temor a ninguna agresión, entonces, eso también es importante y hace mucha falta.

A veces lo más fácil es cambiar una ley, también puede haber mucha resistencia como en Yucatán, por eso es importante las políticas y también es importante que los jueces y juezas, no solamente los jueces de amparo, sino los que resuelven las cuestiones familiares o mercantiles, entiendan también el tema de los derechos de la población LGBT, como una condición de igualdad, es decir, que cuando una pareja, estén peleando los derechos de los hijos o hijas, hay muchos casos donde hay antecedentes de relaciones heterosexuales y que hay hijos y entonces, se utiliza la orientación sexual del papá o a la mamá como motivo para no otorgarle la guardia y custodia de los hijos, por ejemplo.

Este desconocimiento del concubinato entre personas del mismo sexo, tenemos un montón de historias de parejas que no se pudieron casar porque la ley no lo permite y estuvieron juntas 20 años y cuando uno de ellos fallece, entonces, llega la familia a quitarle absolutamente todo, creo que ese cambio es importante no solo de los juicios de amparo, sino de los jueces y juezas que resuelven el día a día.

Como te decía, las cuestiones sucesorias, las cuestiones de registro de la seguridad social, los prestamos, todo eso, que resuelven también jueces del orden o del fuero común que también son importantes, el matrimonio es solo una pieza de muchos otros aspectos que tienen que ver con la vida diaria que merece ser respetada ya que merece ser garantizada en condiciones de igualdad