Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Hijas, esta semana la Palina y Kikis nos hablaron de amor, poliamor y más… Nos explicaron que muchas veces estamos cerrados a la idea de tener una relación abierta. Sin embargo, vemos bastante común la infidelidad.

Para comenzar, Palina nos contó sobre la Teoría triangular del amor, la cual expone que las relaciones se componen de tres cosas: Intimidad, compromiso y pasión. Es importante aclarar que la intimidad y la pasión no son la misma cosa.

La intimidad se construye de cosas que compartes con tu pareja, es más un vinculo en donde te muestras vulnerable. Mientras que la pasión es un sentimiento de amor vehemente, especialmente manifestado en el deseo sexual.

A veces pasa que no tienes todos los componentes en una relación, puedes tener una relación pasional, pero quizá no el compromiso. Y entonces comienzas a complementar para tener las tres cosas.

Una relación abierta se basa en que exista un espacio para comunicar las cosas. No se trata de que tengas muchas parejas, se trata de tener la apertura y confianza para hablar con tu pareja lo que puedas llegar a sentir. Se trata de una comunicación horizontal en la que antes de accionar algo con alguien más, lo platicas y toman una decisión conjunta.

Las reglas de la monogamia a veces no les funcionan a todas las parejas, aunque es difícil romper ese paradigma. Éstas tienen que ser flexibles en las relaciones, no importa si se trata de una relación abierta o monógama, y es que como personas cambiamos, así que éstas no pueden permanecer estáticas.

Aquí puedes escuchar el episodio completo

Listen to “Ep 49 Amor, Poliamor y más” on Spreaker.

Algo muy importante en el tema del poliamor, son los límites. Si los conoces ya sabes en qué espectro moverte. No se trata de creer que tener una relación abierta es hacer lo que uno quiera y, tampoco es una competencia.

Es prueba y error, y es lógico que haya botones que duelan y esto es inevitable por el contexto en el que hemos vivido.

Y es que tenemos que desaprender y comenzar a cuestionarnos todo. Por ejemplo, desde temprana edad nos dicen que nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos. Pero la vida no es esto, existen muchas cosas entre lo que nos han dicho.

Hay que cuestionarnos constantemente y si esto lo puedes hacer con la pareja, es muy enriquecedor.