Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

El dueño de un Lamborghini en Japón decidió convertirlo en el auto más feo del mundo por medio del tunning.

En Japón, el ‘tuneo’ alcanza un grado extremo pues hay quien gusta de transformar sus costosos autos.

El director de cineasta Luke Huxham realizó un documental de estas prácticas que realizan un sector los yakuza (o mafia japonesa).

Huxham entrevistó a un hombre llamado Morohoshi-san, quien le narró su pasión por tunear sus Lamborghinis.

“No es por la emoción (…) es para la búsqueda de ser quien soy”, dice Morohoshi-san en el documental y narra que su fascinación por Lamborghinis personalizados comenzó a los 17 años.

https://youtu.be/lSEQX0hK6UE