Bután podría unirse a los países que protegen la libertad de las personas LGBT, si es que se aprueba un proyecto de ley que despenalizaría las relaciones entre personas del mismo sexo en ese país.

La cámara alta del parlamento de ese país piensa discutir la iniciativa en días próximos.

Tras la votación de la cámara baja a favor de derogar las secciones discriminatorias del código penal en junio pasado, el proyecto de ley que propone enmiendas se presentará al Consejo Nacional, la cámara alta del parlamento en próximos días.

“Si la cámara alta aprueba el proyecto de enmienda, este será un paso importante para reconocer que Bután apoya la igualdad de todos los ciudadanos, independientemente de su orientación sexual o identidad de género. Para un país que se enorgullece de la felicidad de su gente, Bután debe deshacerse sin demora de las leyes que penalizan las relaciones consensuadas entre personas del mismo sexo “, dijo Babu Ram Pant, activista de Amnistía Internacional.

Aunque se cree que nadie ha sido condenado o procesado bajo estas disposiciones hasta ahora, la mera existencia de tales leyes discriminatorias crea un efecto escalofriante y exacerba la discriminación y el estigma contra las personas LGBTI, sometiéndolas a hostigamiento, chantaje y violencia.

Activistas dicen que muchas personas LGBTI, especialmente aquellas de entornos marginados, enfrentan discriminación y acoso en sus vidas cotidianas, incluso en sus lugares de trabajo, escuelas, hogares y hospitales.

“Las personas LGBTI en Bután, así como otros aliados en todo el mundo, esperan dar la bienvenida a esta decisión histórica que defiende la igualdad para todos los ciudadanos. La enmienda será el primer paso para eliminar la discriminación, el acoso, el acoso escolar y la violencia que muchas personas LGBTI o aquellas personas percibidas como LGBTI continúan enfrentando en Bután ”, dijo Babu Ram Pant, activista de Amnistía Internacional.

Según el código penal de Bhután vigente desde 2004, actualmente se penalizan las actividades sexuales entre personas del mismo sexo como “sexo no natural”, definido como “sodomía” o cualquier otra conducta sexual que esté en contra del “orden de la naturaleza”, mientras que la sección 214 de la misma ley establece que “El delito de sexo antinatural será un delito menor”.

En junio de 2019, el Ministro de Finanzas de Bhután, Lyonpo Namgay Tshering, propuso la moción en la Asamblea Nacional para eliminar la sección 213 del código penal como parte del proyecto de ley de enmienda del código penal, que se aprobó con una abrumadora mayoría. La propuesta de enmienda debe ser aprobada por el Consejo Nacional antes de ser enviada oficialmente para su aprobación real.

En julio de 2017, el Comité de los Derechos del Niño, en sus observaciones finales sobre los informes periódicos tercero a quinto combinados, recomendó que el gobierno de Bután desarrolle e implemente iniciativas para combatir la violencia, el acoso sexual y el acoso escolar entre los escolares, incluidos los niños LGBTI.

Fuente: Amnistía Internacional