Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Hijas e hijos del orgullo de la escandaliza y del orgullo LGBTTIQ claraaaaaa.

Mi hermoso Colombia me deja frío y lo que le sigue. Resulta y resalta que hace poco, mis hijas e hijos trans alzaron la voz en contra de la transfobia que se vive en aquél país.

La violencia transfobica es una realidad que no solo en México está sucediendo ,sino en todo el mundo, y uno de los países más violentos para mis hijos e hijas trans es Colombia. Mis parceros tomaron las calles de Colombia, sin embargo, los asesinatos no cesan. Hace 15 días, sujetos que viajaban en 2 automóviles persiguieron a una de mis hijas trans que caminaba en las calles de Barrio Enciso, en Medellín, donde le dispararon. El cuerpo de la víctima sigue sin identificarse.

Dos días después, sucedió el hecho terrible de mi hijo Mateo López, quien participaba en una comida comunitaria que él mismo organizo en el municipio de Circasia, donde un sujeto le arrebató la vida. Con estos sucesos de violencia, es lógico comprender por qué mis hijos e hijas trans realizaron una marcha siendo más numerosa que en la última que se registró, el pasado 20 de marzo, cuando inicio la cuarentena manas.

De acuerdo a mis hijas de la Red Comunitaria Trans, en lo que va del año se registran 16 transfemicidios en Colombia. Y desgraciadamente 6 ocurrieron durante la cuarentena por el COVID19. Mas de 1000 personas trans realizaron una marcha contra la violencia en Bogotá, además las movilizaciones se replicaron como debe de ser en lugares como Medellin, Popayán y Tunja. Y es que mis hijas e hijos hacen saber que “EL COVID NO NOS MATAN, SINO LA “TRANSFOBIA”.

Uno de los principales reclamos, la comunidad TTT exigió justicia para Alejandra Monocuco, cuyo caso ha provocado total indignación internacional manas. A finales de junio, mi hija trabajadora sexual presentó dificultades para respirar. Lo que sucedió es que los paramédicos llegaron para auxiliarla, pero lamentablemente dejaron de atenderla al enterarse que vivía con VIH, por lo que murió en ese momento.

Durante la misma marcha se honró la vida de Eilyn Catalina, una hija trans asesinada con violencia en pleno día del Orgullo LGBTTIQ el pasado 25 de junio, varios sujetos la atacaron con armas en Medellin.

NO MAS MUERTES TRANS MANAS, NO MAS TRANSFOBIA EN EL MUNDAAAA