Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Ya se habían tardado manas. Ya ven que los LGBT somos capaces de generar, tormentas, incendios y pandemias mundiales.

No es el odio homofóbico, la ignorancia, la emergencia climática o las religiones. Nop. ¡Somos nosotros los que tenemos la culpa!

El mortal virus coronavirus que se originó en China es una plaga enviada por Dios para aniquilar a las personas LGBTQ y otros pecadores, dijo un predicador extremista.

“Una plaga genuina está viniendo sobre la tierra, y Dios está a punto de purgar mucho pecado de este planeta”, dijo Rick Wiles, ministro de Florida y fundador de TruNews, una agencia de noticias que por cierto recibió credenciales de prensa de la Casa Blanca para cubrir al presidente en Suiza la semana pasada.

Rick Wiles, en su programa dijo que la “plaga” del coronavirus en China es debido a su “gobierno comunista impío” y que Estados Unidos no está mucho mejor.

“Miren la rebelión espiritual que hay en este país, el odio a Dios, el odio a la Biblia, el odio a la justicia”, dijo Wiles en un clip capturado por Right Wing Watch. “Solo gente vil y repugnante en este país ahora, hace transgénero a niños pequeños, pervirtiéndolos. Mire las violaciones, la inmoralidad sexual y la inmundicia en nuestros televisores y nuestras películas “.

Dijo que tales plagas son parte de los “tiempos finales”, un período de tribulaciones que precederá a la segunda venida de Jesucristo. La manera de salvarse de una plaga y hacer que el “ángel de la muerte” lo pase es arrepentirse de sus pecados y aceptar a Cristo como su salvador, dijo Wiles.

Wiles hizo una predicción similar sobre el virus Ébola en 2014. “Ahora esta epidemia de Ébola puede convertirse en una pandemia mundial, y ese es otro nombre para la peste”, dijo entonces.

“Puede ser el gran ajuste de actitud que creo que se avecina. El ébola podría resolver los problemas de Estados Unidos con el ateísmo, la homosexualidad, la promiscuidad sexual, la pornografía y el aborto “.

Rick Wiles es conocido por sus opiniones de odio antisemitas y por culpar a las personas LGBTQ de los desastres naturales.

¡Qué feo manas! ¡Qué feo!